La Reina Letizia y el Rey Felipe han presidido la Pascua Militar, siendo este acto el primero del año 2021 para ellos tras meses muy atípicos.


La Reina Letizia ha hecho este miércoles su primera aparición del 2021. Quizás este hecho multiplique de manera exponencial la expectación en la Pascua Militar, pues inevitablemente todas las miradas se han fijado en ella para analizar al detalle cuál ha sido su look ganador para este día. Horas después de abrir los regalos, los Reyes se han dirigido a la Plaza de la Armería junto al Palacio Real a las 12 de la mañana para presidir el acto, donde puntuales a su cita han llegado en esta mañana de Reyes Magos. Provista de mascarilla, al igual que don Felipe VI y el resto de asistentes, la Reina ha apostado por un estilismo sencillo y oscuro, un modelo con el que ha cumplido con la etiqueta y que, además, le resultaba muy favorecedor: un falda tubo, una blusa muy original de Maksu y una capa muy invernal de Carolina Herrera.

Letizia
Robert Smith

Aunque no solo han llamado la atención estos detalles, también la elección de sus joyas, sus zapatos y otros complementos como el bolso de Varela. ¿El resultado? Sobrio, elegante y sin estridencias, puede que sin ninguna intención de llamar la atención, dados los tiempos difíciles que vivimos en nuestro país con la pandemia. Una vez más optó por ir de largo y lo hizo con un color oscuro, repitiendo así de nuevo con la gama escogida por ella y su estilista los últimos años, tanto en 2019 como en 2020. Felipe Varela o Lorenzo Caprile son solo algunos de los diseñadores que Letizia ha lucido en este día, nombres que le han acompañado en incontables ocasiones.

Letizia
Robert Smith

Una vez más el 6 de enero se convierte en el primer día del año en el que la esposa del Rey Felipe nos muestra una nueva faceta, nos da nuevas claves de estilo o simplemente repite outfit, siendo en el año 2005 el primero en el que ella debutó en esta fecha tan destacada. Con aciertos o errores, doña Letizia ha cumplido una vez más con su presencia, eso sí, con un nuevo complemento que, en este caso, es obligatorio: la mascarilla. Tras unos días en familia en los que han apostado por la absoluta tranquilidad, los Reyes han retomado su agenda y han dado una lección de estilo.