Estamos muy expectantes ante la maleta que la Reina Letizia se ha preparado para Suiza. De momento, nos hemos llevado un gran disgusto


Este martes en la mañana, los Reyes, Felipe y Letizia, han puesto rumbo a Estocolmo para iniciar su viaje de Estado a Suecia. Nuestros monarcas no han viajado solos, lo han hecho junto al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación, José Manuel Albares. Todos estábamos muy expectantes a la maleta que la Reina llevaría a su primer viaje de Estado de esta envergadura después de la pandemia provocada por el coronavirus. Si esta mañana se abrigaba para coger el vuelo de 4 horas rumbo a Estocolmo, para su primer acto oficial se ha cambiado de ropa. Si bien es cierto que a primera vista parece un look infalible, una vez que ponemos la lupa sobre ella hemos visto un complemento que no nos gusta nada: las medias de cristal.

Letizia recicla su misterioso vestido fajín en blanco roto

Esta tarde a las 18.00 horas ha tenido lugar la recepción a la colectividad de la Embajada de España. Y es que uno de los aspectos más relevantes de la relación bilateral es la creciente presencia de españoles que han emigrado a Suecia. Para la ocasión, Letizia no nos tenía preparado grandes cosas. Eso sí, todavía quedan actos y días para lucir nuevas y atrevidas piezas con las que acaparar el protagonismo. Esta tarde ha preferido reciclar un vestido blanco del que todavía no se conoce su diseñador, a pesar de que se lo hemos visto en diferentes ocasiones. Se trata de su misterioso vestido fajín en blanco roto con bajo asimétrico, escote deshilachado y un fajín incorporado a la cintura para marcarla bien. Si bien es cierto que el diseño nos gusta mucho, las medias de cristal que le ha incorporado no tanto.

Felipe y Letizia
Gtres

No estamos muy acostumbrados a ver a la Reina Letizia con medias. Pero el frío de Estocolmo ha hecho que la monarca quiera protegerse un pelín más de las temperaturas extremas y haya decidido incorporar este accesorio no deseado a su estilismo. Unas medias de cristal y perladas con un poco de color en blanco han arruinado (a nuestro parecer) su vestimenta. Pero ahora, vayamos con los complementos, que esos sí que nos han enamorado.

El bolso, los salones y las joyas le ponen el toque más chic al estilismo

Los accesorios de print animal se han convertido en sus favoritos con este vestido que ya le hemos visto en más de una ocasión. La cartera de mano y los salones, ambos de Magrit y a juego, le han dado un toque rejuvenecedor al vestuario de la Reina Letizia. ¿Lo más? Sus joyas. Ha elegido unos pendientes de perlas y diamantes, que han acaparado la mayor parte del protagonismo. Ahora, pongamos ya el foco en mañana. ¿Qué nos tendrá preparado la Reina para su segundo día en Suecia? De momento, nos quedamos como las temperaturas del país nórdicos, algo helados.