La Reina Letizia se prepara para su gran cita del 12 de octubre. Siempre ha vestido de Felipe Varela, y solo una vez no ha estrenado. Este es el repaso, de lo mejor… y lo peor.


Un año más llegamos a la Fiesta Nacional del 12 de octubre, uno de los grandes eventos en el calendario de la Familia Real. Aunque esta edición viene marcada por la ausencia de la Princesa Leonor, quien sigue estudiando en su internado de Gales y no va a viajar para estar presente en el habitual desfile militar. Por supuesto, no faltará la Reina Letizia, sobre la que siempre ponemos el foco, pues este es uno de sus momentos de lucimiento del año.

En esta ocasión se retoma la festividad con cierta normalidad tras las restricciones por la pandemia del año pasado. Al desfile militar en el Paseo de la Castellana de Madrid seguirá una recepción con besamanos en el Palacio Real. Es la hora de echar un vistazo a todos los looks que ha lucido la Reina a lo largo de este tiempo.

Como curiosidad, baste decir que siempre ha recurrido al que fue su modisto de cabecera, Felipe Varela, quien siempre le ha confeccionado trajes a su medida desde sus tiempos como Princesa. Solo en 2020 no estrenó y, rompiendo sus costumbres, recuperó otro diseño suyo que ya había llevado anteriormente en un viaje a Japón.

Volviendo la vista atrás, la evolución de estilo de Letizia en la Fiesta Nacional es de  sobresaliente. Su primera aparición fue en la edición de 2004, solo cinco meses después de su boda con el entonces Príncipe Felipe. Memorable… para mal. A partir de ahí solo podía subir, y eso es precisamente lo que hizo.

Mucho ha llovido desde aquel debut con chaqueta rancia y faldita de capa en colores terribles. Varios cambios estéticos después, mucho crecimiento personal, la maternidad, el ascenso al trono… y sobre todo una mayor comprensión de las tendencias modernas, sin duda gracias a la ayuda de su estilista personal, Eva Fernández.

 

Algunos looks han pasado a la historia del olvido, otros son inolvidables por muchos motivos. Su elección más criticada fue en 2010 cuando Letizia escogió unos pantalones, bastante inapropiados para una cita de estas características, aunque las reglas estén para romperlas.

En 2014, cuando se estrenó como Reina de España, se dijo que iba demasiado «ajustada»; el modelo de 2015 azul con ribete negro con chaquetita a juego convenció a todos, pero en 2016 hubo polémica ante un posible plagio de un modelo anterior de Oscar de la Renta. En 2017 se pensó que su atuendo era demasiado estricto y caluroso en un día que amaneció bastante soleado (hasta se le bautizó como el ‘modelo Rottenmeyer’); el de 2018 gustó a todos con sus elegantes líneas vintage, un poco de ‘bailarina’; en 2019 nos inundó de romanticismo con un vestido rosa bordado de mariposas; y en 2020 recicló un vestido de terciopelo y abrigo con lazos rojos…

En definitiva, muchas historias que contar y un solo un post para juntar a todas estas ‘Letizias’, con sus aciertos y errores. Y para gustos, los colores.