La Reina Letizia se muestra juvenil, natural peinando canas y con un abrigo francés tan precioso como poco adecuado para el invierno.


¿Pero cuánto tiempo hacía que no veíamos este abrigo? ¡¿Cuánto?! Este comienzo tan admirativo no tiene por menos. La Reina Letizia ha retomado esta mañana la reunión con la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD) que tuvo que suspender debido a la «gran nevada». Hoy nieve no había, pero sí que ha amanecido feo en Madrid, gris y con lluvia. Eso no ha frenado a la Reina para animarse a recuperar uno de sus abrigos más bonitos… pero claramente primaverales. Si ha pasado frío o no, no lo sabemos, pero el caso es que nos encanta volver a verlo.

Hablamos de una pieza de Nina Ricci, confeccionada en tejido jaspeado en blanco y negro, con cuello clásico pequeño y manga francesa. Vamos, de primavera de manual. Que sí, que todos tenemos ganas de que pase el invierno y los temporales y todas esas cosas que a veces molestan tanto, pero quizás no era ahora el momento más apropiado para este abrigo. No obstante, ¡qué bonito es!

Robert Smith.

Sencillo, chic, inalterable a las modas, algo moderno, algo retro… Me preguntaba que cuánto hacía que no salía (como aquel ‘probe Migué’ de la canción)… Pues bien, nos tenemos que remontar al Viaje de Estado de los Reyes a Francia en 2015, cuando lo combinó con su traje de lana rojo también de Nina Ricci. Todo muy inspiración parisina, muy ‘frenchie’. Aunque Letizia recuperó el abrigo poco después para acudir al Senado en su viaje a México, el hecho es que hacía unos añitos que esta prenda había quedado un tanto olvidada, y no entendemos el porqué.

Hoy la Reina ha enmendado el olvido y además con él aportaba la única nota de ‘color’.  Porque sí, ha vuelto a recurrir a su consabida fórmula base del fondo negro. Un top de punto fino con cuello a la caja y unos pantalones pitillo, todo de Hugo Boss. ¡Listo! También ha decidido ir cómoda con sus mocasines con estribo (un ‘must’ de sus reuniones de trabajo), también de la firma alemana. Ah, el abrigo no se lo ha quitado en interiores, o sea que funcionaba como sustituto de blazer, ¿qué os parece?

Casa de S.M. el Rey.

Por último, pasemos a los detalles. El pelo suelto y liso, con su llamativo mechón de canas esta vez brillando más que nunca. No molesta para nada esta naturalidad. Es más, la aplaudimos. Ojalá algunas ‘solo’ tuviéramos esas canitas… Letizia lleva mucho tiempo sin cubrírselas y con un tono de cabello que es el suyo, estando favorecida y juvenil. Y asomando entre la mascarilla,  sus pendientes de daga de Gold&Roses, que una vez que los sacó del joyero la semana pasada, por lo que comprobamos vuelven a estar en boga.

El próximo jueves volveremos a citarnos con la Reina Letizia y aquí os esperamos. ¿Alguien espera algún estreno? Parece que hemos vuelto a los reciclajes… y ya ni siquiera nos importa, ¿no?