El fin de semana ha sido pródigo en apariciones y looks por parte de Letizia. ¡Casi no nos ha dado descanso! Pero no os vamos a dejar sin vuestra ración de análisis en El Vestidor y aquí va, paso a paso, todo lo que se ha puesto la Reina en sus variadas salidas por Mallorca.

Despampanante

La noche del pasado viernes la Reina aparecía junto a sus hijas y la Reina Sofía en el Auditorium de Palma. Les esperaba una noche de ballet con El lago de los cisnes, a cargo del Ballet de Moscú. En cuanto al estilismo, Letizia apostó claramente por noche y por fiesta. Escotazo, tirantes finos, mucho brillo en la piel bronceada… Un nuevo vestido, ajustado por arriba y con ligero vuelo midi, con efecto óptico a rayas blanco y negro, que era de Carolina Herrera. Los pendientes de aro, muy flamencos, de Coolook. Y los zapatos de tiras con vinilo de Manolo Blahnik.

Esta cena de la Familia Real confirma el verano del amor en Mallorca. 

Los Reyes y sus hijas protagonizan el posado de Marivent. 

Aquí estoy yo

El resultado: espectacular, muy llamativo. No me parece una elección casual. Resulta que ese día no se hablaba de otra cosa que de la foto del Rey Felipe junto a la tripulación del Aifos mirando a una bella rubia que estaba en la cubierta de otro barco. No era otra que Martina Jáudenes, ahijada del monarca. Influencer, casada y demás… Pero la curiosa imagen hizo correr ríos de tinta. Lo que parecía querer decir Letizia con este look es un «aquí estoy yo» en toda regla. Sexy sexy.

Letizia, sus hijas y la Reina Sofía, inolvidable noche en el ballet. 

En shorts en el mercadillo de Pollença

El domingo por la mañana, otra sorpresa: de nuevo las cuatro se desplazaban a Pollença para recorrer el tradicional mercadillo de la localidad. El look no podía ser más informal y veraniego en su caso. Un blusón de rayas finas en azul y blanco, con escote a pico y manga al codo con detalle de lazo, combinado con unos shorts blancos. ¡Sí! Ella puede lucir piernas sin celulitis.

Bolso de la tradición mallorquina

Como remate, un bolso al hombro de tejido llamado «lenguas de fuego». Es toda una institución de la artesanía tradicional en Mallorca, que aún se mantiene en los telares de la isla y está viviendo un repunte. Son telas preciosas. Esto es lo que más me gustaba de todo. En el pelo, unas gafas de sol. En los pies, unas nuevas alpargatas bajas con cinta negra. Nada que añadir. Naturalidad ante todo, incluso en un maquillaje súper sutil.

El posado de Marivent

Unas horas más tarde, la Familia Real al completo se reunía en los jardines del palacio de Marivent para cumplir con el tradicional posado oficial de verano. Habíamos tenido tantas apariciones previas, que este año ha sido un poquito menos esperado. Pero no nos quejemos… El caso es que Letizia se ha reformado muy adecuadamente. Con ello me refiero a que hasta hace poco comparecía con estilismos de andar por casa. Y desde el año pasado, en el que se puso un vestido blanco de Hugo Boss, se lo toma un poco más en serio y lo pone más ganas. Este nuevo vestido lo demuestra.

Lo que cuenta el posado de los Reyes y sus hijas en Marivent. 

Con escote pronunciado también por detrás

Otra vez con un modelo midi, con un precioso estampado de grandes flores rosas sobre fondo blanco. El corte, híper femenino, con doble escote a pico, por delante y por detrás, este más pronunciado aún. Letizia llevaba la melena suelta, con lo que todo quedaba fresco y natural.

Letizia, con mono, capazo y alpargatas para ir al cine en Mallorca. 

Letizia debuta de blanco en sus vacaciones baleares. 

Alpargatas de Mint&Rose

A los pies, las alpargatas de Mint&Rose que ya le vimos en el primer posado familiar en el Real Club Náutico de Palma. Desde luego que está siendo su calzado favorito estas vacaciones.

El anillo de Karen Hallam… y los pendientes de Leonor

Y vaya, vaya, vaya… ¿Quién estaba por aquí? El anillo ovalado de Karen Hallam. Además de unos pendientes muy especiales, los de forma de libélula de Gold&Roses. Los lució primero su hija Leonor en el Real Club Náutico y se los dejó a su madre (¿o fue al revés?). Su precio: 435 euros.

Todas las anécdotas de la Familia Real en Palma. 

Por la noche, con coleta

Letizia y su familia, con Doña Sofía como invitada, volvieron a salir por la noche para cenar en el restaurante Ola del mar, en Portixol. No hizo falta cambiarse de modelo. La única novedad que introdujo fue la coleta, en lugar del pelo suelto, mucho más fresquita; y el bolso al hombre, que fue el blanco de Furla que también se había puesto en el posado del Real Club Náutico.

Las manos en los bolsillos laterales

Como detalle coqueto y recurrente, Letizia no dejó de meter las manos en los bolsillos laterales ocultos del vestido. La Reina caminaba con paso presto y decidido, con actitud segura. Estos primeros compases del veraneo mallorquín están siendo muy, pero que muy positivos.

 

2 COMENTARIOS

  1. El vestido de flores del posado me parece ideal y le sienta genial es súper femenino…por cierto es de Adolfo Domínguez de la temporada pasada…todo un acierto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here