La Reina Letizia vuelve al escaparate de moda más importante de nuestro país y rompe doce años de sequía con un lookazo lleno de pureza.


Casi como una novia. La Reina Letizia vuelve al redil de la moda. Y nunca mejor dicho. Hacía doce años, ¡doce!, que no pisaba por la Pasarela Cibeles. Fijaos si ha pasado tiempo que hasta ha cambiado de nombre y ahora es la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

Robert Smith.

Un nombre muy internacional para una nueva era de diseño y de diseñadores. Muchas voces clamaban desde hace años para que la consorte les visitara y con ello darles un importante impulso. La industria de la moda aporta un 2,4 por ciento al PIB. Letizia fue a la edición de 2010, lo que hizo albergar esperanzas, pero lo cierto es que todo quedó ahí y desde entonces nunca hubo hueco en la agenda real para la cita más importante de la moda española.

Gtres.

Al fin la sequía ha terminado (y tanto, porque hoy llueve en la capital). Hoy la hija pródiga ha vuelto.

Las expectativas eran muy altas y, como comprenderéis, en esta jornada tenemos que mirar más que nunca el look de Doña Letizia. De aquella pretérita vez en la que se puso pantalones blancos, plataformones y un top incomprensible a esto…

¡Nada que ver! Han pasado escasas horas desde su última aparición, anoche mismo, en la que nos sorprendió luciendo una falda ‘vintage’ de Purificación García, prestada de nuevo por la Reina Sofía. Del Total Black al Total White, del negro al blanco.

Gtres.

Letizia tenía un importante reto por delante para reaparecer en Cibeles. Ha pasado de Princesa a Reina y con un estilo llamativamente renovado, donde ha dejado atrás los clásicos modelos de Felipe Varela para apostar cada vez más por las firmas españolas más jóvenes e innovadoras, sin dejar de lado a los nombres consagrados. Letizia ha ganado mucho en estilo, ¡mucho!

Robert Smith.

Para su ‘rentrée’ ha elegido un nuevo conjunto de aires clásicos, pero totalmente moderno. Una blusa con cuello caja, hombros potentes marcados con hombreras (que vuelven), mangas abullonadas; y una falda evasé con dos aberturas frontales. Una preciosidad…

Gtres.

Para romper este blanco ‘de boda’ lo ha combinado con marrón en los zapatos y la cartera de piel de efecto cocodrilo de Magrit. Como vemos, Letizia ha acoplado de nuevo una doble suela al diseño para andar más cómoda. Y su heridita en el tobillo izquierdo sigue ahí, recuperándose poco a poco.

Robert Smith.

De joyas, unos grandes aros dorados, y su adorado anillo de Karen Hallam. Melena suelta con raya al medio, melenón, como acostumbra últimamente, y terminado. ¡Puntazo para la Reina!

Un look bonito sin falsas pretensiones con el que está guapa y realzada gracias a su pura sencillez. A falta de confirmar de dónde sale este ‘vestido’, no nos equivocaremos mucho si decimos que será de moda española. Es lo que pide, ¿no?

Dicen que podría ser obra de su modista de palacio. Podría ser. La verdad es que la silueta se parece bastante a otros modelos ‘misteriosos’, como uno rojo que tiene de líneas gemelas a este.

Robert Smith.

Precisamente para reafirmar su compromiso con la moda, la Reina se ha reunido a primera hora con diseñadores y profesionales del sector. Además ha recorrido los diferentes entornos del llamado Cibelespacio, con el backstage, el Kissing Room, la zona de los jóvenes talentos (Allianz EGO), donde ha visto las 15 colecciones de diseñadores emergentes que además optan a premio. Incluso ha participado en el interesante encuentro «Diálogos sobre la Moda» para abordar los retos de la industria.

Robert Smith.

Ahí hemos visto su saludo con Palomo Spain, uno de nuestros diseñadores jóvenes más internacionales y que actualmente es una de las caras del concurso televisivo ‘Maestros de la costura’. La visita ha dado para mucho, así que lo de los 12 años de ausencia se pueden dar por perdonados. ¡Hasta selfies se ha hecho la Reina!

No terminamos aquí con la Reina Letizia. Mañana los Reyes viajan a La Palma para rendir un homenaje a la ejemplaridad de su pueblo ante el volcán. Otra ocasión más para vernos por aquí y analizar el estilo de la Reina en una semana en la que se ha movido por todos los terrenos y nos ha dado bastantes alegrías.