David Rocasolano, primo de la reina Letizia, condenado a 18 meses de cárcel por revelación de secretos

El letrado está condenado a pagar una multa de 34.200 euros a los hijos de Rocío Dúrcal por revelación de secretos a María Patiño.

David Rocasolano, uno de los primos de la reina Letizia, ha sido condenado a 18 meses de cárcel y a pagar una multa de 34.200 euros a los hijos de Rocío Dúrcal por revelación de secretos.

Rocasolano, abogado de profesión, asumió la representación de los hijos de la cantante en la demanda que estos mantenían contra su padre, Antonio Morales Junior, por la herencia de Dúrcal.

Tal y como asegura la sentencia, a la que ha tenido acceso El Mundo, después de que el primo de la reina de España dejara de representarles comenzó a filtrar información a María Patiño, quien los aireó en Telecinco.

3María Patiño reconoce que le filtró información

Fue la propia presentadora de ‘Socialité’ quien reconoció que quien le había proporcionado la información había sido Rocasolano. Así, la Audiencia Provincial de Madrid consideró que el testimonio de Patiño era lo suficientemente sólido como para condenarle.

218 meses de prisión y dos años de inhabilitación

La sentencia, que es firme y no admite ningún tipo de recurso, inhabilita a David Rocasolano a ejercer su profesión durante dos años. Asimismo, al no tener antecedentes penales y que la condena es inferior a los dos años, el primo de Letizia no tendrá que ir a la cárcel.

1La herencia de Rocío Dúrcal

 

Dos años después de la muerte de Rocío Dúrcal, su hijo, Antonio, demandó a su padre por la herencia de su madre para obtener varios locales de Madrid, dos solares en Marbella, así como la casa de Torrelodones.

En 2011, otro abogado se hizo cargo del caso, que hasta entonces llevaba Rocasolano. Fue en diciembre de ese mismo año cuando Telecinco emitió “La noche de Rocío Dúrcal”, un programa en el que la colaboradora de ‘Sálvame’ aseguró que conocía los detalles de la demanda interpuesta a Junior gracias al primo de la por entonces Princesa de Asturias.