Gtres

Carlos Felipe y Sofía de Suecia celebran el bautizo del príncipe Julian, su tercer hijo

La Princesa Magdalena regresaba a su país después de un año de ausencia provocando que la Familia Real sueca se reuniera al completo en esta importante cita.

La Familia Real Sueca se ha reunido este sábado para celebrar el bautizo del príncipe Julian, el tercer hijo de Carlos Felipe y Sofía. Un acontecimiento de lo más esperado en el que hemos podido ver a los royals en la Capilla del Palacio de Drottningholm, situado a las afueras de Estocolmo.

Gtres

El bautizo del octavo nieto de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia se ha situado como la ocasión perfecta para que la Familia Real sueca se vuelva a reunir por completo. Gracias a esta importante cita, hemos podido volver a ver a la Princesa Magdalena junto a su marido, Chris O'Neill, y sus tres hijos, Leonore, Nicolas y Adrienne, quienes han regresado al país escandinavo después de un año y medio sin poder viajar desde Miami.

Además de este significativa aparición, los reyes de Suecia, así como la princesa Victoria, acompañada por Daniel y los príncipes Estelle y Oscar, se han convertido en los protagonistas de uno de los días más especiales para Carlos Felipe y Sofía. Una celebración que se ha visto empañada por las restricciones sanitarias y que ha provocado que los invitados se redujeran hasta un total de 80 personas. A partir de las once de la mañana del pasado sábado, comenzaba a llegar toda la comitiva real y el resto de invitados, así como los orgullosos padrinos del pequeño Julian: Johan y Stina Andersson, Jacob Högfeldt, Patrick Sommerlath y Frida Vesterberg, han sido los elegidos.

El nieto menor de los Reyes suecos, séptimo en la línea de sucesión al trono, ha llevado el tradicional faldón de cristianar bordado con su nombre y que ya usaron anteriormente en el bautizo del resto de miembros de su familiar. De la misma forma, el pequeño Julian ha recibido el santo sacramento en una misa oficializada por el obispo Johan Dalman y el pastor Michael Bjerkhagen, quienes han cumplido con la también tradición de derramar sobre él recién nacido agua proveniente de una fuente de Öland.

Un bebé que llegaba tras los cambios anunciados por el Rey de Suecia

El pasado 26 de marzo, Carlos Felipe y Sofía de Suecia ampliaban la familia con la llegada del pequeño Julian Herbert Folke. Un niño que pesó 3,2 kg, midió 49 cm y llegaba después de los cambios anunciados por el rey de Suecia para reducir los miembros de la Casa Real. A pesar de que no se le considerará Alteza Real, el nieto menor de los monarcas será duque de Halland y ocupará el séptimo lugar en la línea de sucesión al trono sueco. El ducado que se le ha otorgado al bebé, está estrechamente ligado a la familia, fue un título que perteneció al príncipe Bertil, tío del monarca, fallecido en 1997. El recién nacido se convertía así en el mejor compañero de juegos de sus dos hermanos mayores, los príncipes Alexander, de 4 años, y Gabriel, de 3.Los príncipes han creado una gran familia desde que contrajeran matrimonio en una sonada boda celebrada en 2015.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace