El príncipe Carlos Felipe, hijo de los reyes de Suecia, ha denunciado la suplantación del sitio web de la fundación que creó con su esposa para evitar el ciberacoso.


El príncipe Carlos Felipe, hijo de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, ha sido el objetivo de los piratas informáticos. Hasta tal punto que la Casa Real se ha visto obligada a publicar un comunicado alertando sobre ello: «Se ha notificado a la Casa Real que un sitio web falso se ha creado afirmando representar a Su Alteza Real el príncipe Carlos Felipe y la Fundación que lleva su nombre».

Los responsables de seguridad se dieron cuenta del asunto al detectar que esta web estaba enviando invitaciones para diversos compromisos reales, además de solicitar donativos de dinero. «La Casa Real de Suecia desearía informar de que esta web es falsa y no representa a Su Alteza ni a la Fundación de la Pareja Principesca», aclara la nota oficial, que termina asegurando que ya han denunciado los hechos ante las autoridades policiales.

La fundación a la que se refiere la crearon en octubre de 2019 Carlos Felipe y su esposa, la princesa Sofía, para combatir el acoso y otras prácticas negativas por Internet. La propia princesa contaba que lo sufrió en primera persona y las consecuencias que le acarreó: «Hubo una gran tormenta contra mí como persona cuando el príncipe y yo empezamos a salir. Se convirtió en una cicatriz en el alma». Este proyecto, por tanto, es algo muy querido para el matrimonio, que pretende concienciar sobre este problema global que afecta a muchas personas.