Vicky Martín Berrocal sabe bien cómo lograr un maquillaje natural y favorecedor, por eso estos días lo comparte en un tutorial con el que podemos aprender mucho.


Lo prometido es deuda. Vicky Martín Berrocal les debía a sus seguidores un tutorial de maquillaje y ha cumplido con lo pactado. La diseñadora ha mostrado cómo hacer un perfecto maquillaje de día y no ha fallado en nada. Tanto que es ideal para seguir los pasos y lograr un resultado de lo más natural y además sin tener que dedicar un tiempo excesivo.

Un resultado natural

Vicky Martín Berrocal explicaba que para el día a día suele recurrir a lo básico, no a maquillajes muy complicados. Lo importante es realzar nuestros puntos fuertes y buscar la naturalidad. Por ello, comienza aplicando la crema hidratante sobre la piel, tras ello unas cápsulas de ácido hialurónico y ya, la base de maquillaje.

La diseñadora ha preparado todo este maquillaje con los productos de Elizabeth Arden, por lo que las cápsulas son las hyaluronic acid Ceramide y la base, la Flawless Finish Skincaring Foundation. Una vez que ha aplicado estos tres pasos, la piel ya está lista para centrarse el lo más importante de este maquillaje, la mirada.

Los ojos, el punto central del maquillaje

Para lograr un resultado óptimo, utiliza también un primer para el párpado móvil. De esta forma logra que luego lo que va aplicando permanezca en su lugar durante más tiempo. Así, en lugar de usar sombra de ojos, se decanta por un eyeliner de color marrón. Con él va dando un poco de color a la zona del párpado móvil coincide con la cuenca del ojo.

Lo aplica dando ligeros toquecitos y a continuación lo difumina bien con una brocha con las cerdas un poco duras y compactas. También da un ligero toque de color en la línea de las pestañas, pero lo deja muy difuminado. A continuación, aplica la máscara de pestañas y se centra en dar un toque a las cejas para que queden perfiladas y con la forma adecuada.

 

 

Un poco de color y un poco de luz

Tras estos pasos llega el momento de jugar con las luces. Lo hace aplicando un toque de colorete en las mejillas y con un labial intenso. Pero en vez de aplicar la barra pasando bien por los labios, lo hace dando ligeros toquecitos. Así logra un aspecto más natural y con un color vivo.

Finaliza el maquillaje con un truco que le vamos a compiar desde ya mismo: utiliza el corrector para hacer un poco de contouring. Lo aplica en la zona de la mandíbula y luego lo difumina con los dedos, de manera que da un toque de luz en una parte del rostro que habitualmente olvidamos, pero que con este gesto puede quedar estupenda.