La era del hummus acabó, a todas nos encanta, pero lo que viene pisando fuerte es el aperitivo griego súper refrescante que se ha convertido en los últimos tiempos en la reina de las cenas veraniegas. Elsa Anka nos sorprende con un plato de tzatziki griego que vas a copiar para tu próxima cena.


Elsa Anka ya es bien conocida por conservar una excelente figura y un tipazo de escándalo, la verdad es que la presentadora se cuida, y mucho, se ve que tienen conocimientos de nutrición y que a lo largo de su carrera artística ha estado muy bien aconsejada nutricionalmente hablando; pues todas las sugerencias culinarias que nos ofrece nos encantan y son muy saludables. Esta vez Elsa Anka ha desvelado uno de sus secretos de belleza, una de sus cenas favoritas el muy conocido tzatziki griego y nos ha contado paso a paso cómo hacerlo en menos de lo que canta un gallo.

Elsa Anka sabe muy bien que el tzatziki tiene montones de propiedades

Esta comida en su origen, igual que el humus se suele servir como plato de acompañamiento o de entrante para picar es muy típico en Grecia y en Turquía, y algunos supermercados han empezado a empaquetarlo fresco solo para abrir y servir, es muy cómodo, pero será mucho más saludable si lo hacéis vosotras en casa y dejamos los alimentos procesados a un lado.

El primer paso es lavar bien los pepinos y secarlos en el caso de que nos gusten con piel, en caso contrario podemos retirársela con un pelador. En la receta original se suele rallar, pero si te gustan los trozos más grandes, como a Elsa, puedes cortar el pepino en pequeños trozos. El segundo paso de la receta de la presentadora es machacar un ajo en un mortero, si te gusta el tzatziki más fuerte puedes echarle dos.

En el siguiente paso añadimos el puñado de nueces al ajo machacado y las trituramos con varios golpes hasta que queden trozos pequeñitos. Después aderezamos las nueces y el ajo con un poquito de sal y una cucharada abundante de eneldo. Una vez hayamos machacado todo añadimos el yogurt natural, aunque a Elsa Anka le gusta un poco dulce para que tenga contrastes en el paladar, si podemos evitar el azúcar o los edulcorantes, mejor que mejor.

El yogur natural es genial para reactivar la flora intestinal

Por último removemos bien la mezcla y la dejamos reposar, cuanto más repose más sabor cogerá el yogurt de las especias. Lo mezclamos con el pepino que habíamos retirado y lo metemos en la nevera para que esté fresco. Ya solo nos queda servir y disfrutar de este plato tan aclamado, recomendamos acompañarlo con unos picos de pan o un poco de pan tostado, no podréis dejar de mojar y tiene super pocas calorías.

El pepino tiene solo unas 11 calorías por 100 gramos, eso es genial, porque podríamos comer gran cantidad y saciarnos sin pasar una pizquita de hambre, además es un antiinflamatorio natural, tiene muchas vitaminas del grupo B, que son geniales para combatir el estrés, mejora las digestiones y el sistema inmunitario. ¡Todo son ventajas! El yogur natural es genial para reactivar la flora intestinal y las nueces estupendas para la memoria. A continuación te enseñamos la receta que a Elsa le encanta y con la que no cogerás ni un gramo de grasa.