Las cejas pueden cambiar completamente la visión que tenemos de un rostro. Ficha estos trucos para que estén perfectas en cualquier momento.


Las cejas tienen más importancia estética de lo que a veces pensamos. Nos sirven para expresar sin darnos cuenta, nos enmarcan el rostro, porque ponen el foco de atención en la mirada. Por eso es tan importante cuidarlas y mantenerlas en la línea en la que deberían estar y, por suerte, para eso hay pasos y trucos que podemos aplicar para que estén siempre perfectas.

Del diseño profesional a los cuidados en casa

En los últimos tiempos se llevan, además, las cejas pobladas, anchas y con personalidad. Por eso hay quien recurre al microblanding, una técnica de experto que puede ayudar hasta en los casos más complejos y que consiste en la pigmentación de una parte de la ceja para dejarla con un diseño natural.

Esto suele hacerse en centros especializados, que rediseñan la ceja para que se adapte al rostro y encaje con nuestros rasgos de la forma más armoniosa posible, atendiendo a las medidas de otras partes de la cara como los pómulos o la separación entre los ojos. La técnica es semipermanente y, aunque es muy práctica, también requiere de ciertos cuidados en casa.

Paso a paso desde el hogar

Pero si tenemos la suerte de tener unas cejas pobladas, podemos llevar a cabo un mantenimiento desde el hogar, y además hay pequeños trucos que pueden ayudarnos a dejar las cejas perfectas como si fuésemos expertos.

Lo primero que tenemos que hacer es encontrar unas buenas pinzas de depilar para asegurarnos de que no queda ningún pelo fuera de sitio. No obstante, si no queremos pasarnos de la raya quitando pelitos, lo mejor es que antes de comenzar la depilación, dibujemos los límites de nuestras cejas con la forma que queremos. Así evitaremos desastres.

Un maquillaje para que enmarquen el rostro

Lo más habitual que puede sucedernos es que tengamos pequeños espacios despoblados, pues con el paso del tiempo se va perdiendo frondosidad en las cejas. Para tratarlo, existen sérums de crecimiento que pueden dar resultados razonablemente buenos y, por supuesto, está el maquillaje.

Hasta hace relativamente poco las cejas no tenían excesivo protagonismo a la hora de maquillar el rostro, pero con esta tendencia hacia unas cejas anchas y naturales, se ha convertido en una parte esencial de la rutina. Para cubrir esas pequeñas calvas y que las cejas ganen en intensidad, existen tintes y cremas que son sencillos de aplicar y que tienen un carácter temporal, así podemos probar cómo queda y ver si nos convence. Lo importante a la hora de seleccionarlo es que el color se parezca lo máximo a nuestro color de cejas natural.