Sofía Suescun se cuida, y mucho. Además de mantener una alimentación muy saludable y hacer ejercicio prácticamente a diario (lo que le permite presumir de tipazo), la influencer también le da mucha importancia al cuidado de su piel, especialmente a la del rostro. Y por ello no duda en seguir un ritual de belleza riguroso a diario y recurrir a tratamientos estéticos que le ayuden a combatir ciertas imperfecciones.

Hace pocas semanas la hija de Maite Galdeano acudía a su clínica estética de confianza para inyectarse bótox y hacer frente de una vez por todas al bruxismo. Pero ahora que se acerca la primavera y tod@s queremos ponernos a punto para recibir con nuestra mejor cara la nueva estación, la joven ha querido volver a entrar en cabina para probar un eficaz tratamiento con el objetivo de eliminar pequeñas cicatrices y mejorar la textura de su piel.

Sofía Suescun se somete a un nuevo tratamiento para lucir una piel completamente nueva

La novia de Kiko Jiménez, cansada de camuflar algunas imperfecciones de su rostro con maquillaje, se ha puesto manos a la obra y ha confiado en el láser CO2 fraccionado. Además, ha querido compartir todo el proceso del tratamiento en su perfil de Instagram (donde ya cuenta con más de un millón de seguidores). «Ya tengo puesta la anestesia en la cara. Me voy a hacer algo muy recomendable que tenéis que saber», escribía la influencer antes de empezar.

Pero… ¿sabes en qué consiste este conocido láser? Básicamente funciona con un proceso de vaporización y depósito de calor en profundidad. O lo que es lo mismo, calienta el tejido hasta la temperatura de vaporización del agua. Así se eliminan capas superficiales de la piel controladas, dado que el organismo reconoce este proceso e inicia uno nuevo de regeneración, que es el que motiva la aparición de piel nueva.

Pero ojo, porque el láser CO2 fraccionado también estimula las capas más profundas de la dermis, lo que se traduce en la generación de nuevas fibras de colágeno y elastina. Un proceso imprescindible para eliminar cicatrices.

La influencer ya nota los resultados

Sofía Suescun ha salido encantada de su tratamiento. «Es muy heavy, la cicatriz que tengo en el ojo ya la noto reducida», afirmaba.

Tal y como explican los médicos estéticos, el número de sesiones depende siempre de la severidad de las cicatrices, así como de la intensidad del procedimiento, pudiendo ser necesarias de 1 a 3 sesiones en la mayoría de los casos. Además, debes saber que inmediatamente después del láser y por algunas horas, es normal sentir la piel tirante, enrojecida y con picor, como si se hubiera estado expuesto al sol. Pero para presumir hay que sufrir… ¿no?