Nos encanta siempre y queremos copiarle todos sus looks, ahora ha sido la manicura de Tamara Falcó la que nos ha seducido totalmente


Impecable y perfecta. Así vemos siempre a Tamara Falcó. La marquesa de Griñón ha conseguido lo que su madre, Isabel Preysler, vaticinaba no hace demasiado tiempo «convertirse en su sucesora». Y lo ha hecho con matricula de honor. Cada uno de sus looks, donde sabe mezclar con maestría las tendencias con cierto clasicismo que es su seña de identidad, son una de las mejores inspiraciones, y lo mismo sucede con sus tips beauty. Si se corta el pelo a lo bob, inmediatamente se convierte en el peinado de moda y en el más imitado, si elige un color de labios pasa a ser tendencia. Ahora, ha sido la manicura de Tamara Falcó la que hemos fichado para llevar las manos más elegantes de la temporada.

Después de un verano en el que triunfó la manicura con los colores del arco iris, los dibujos y la francesa con color, el otoño, si le hacemos caso a la marquesa de Griñón (que de tendencias sabe mucho) llega mucho más clásico. Tamara ha recurrido a la manicura y al color con la que siempre vas a triunfar.

La manicura de Tamara Falcó: uñas cortas y el color más potente

La marquesa de Griñón huye de las excentricidades y de los looks más extremos, y tampoco en cuestión de manicura ha querido experimentar. Por ello se ha decantado por las uñas cortas redondeadas, una forma que este otoño está entre las más buscadas, y ha elegido el color rojo. Un tono de toda la vida, potente, clásico y que es adecuado para todas las manos. Tamara lleva una la laca de uñas de OPI, el primer esmalte vegano de origen natural de la firma, que no necesita base, su secado es rápido y, además, proporciona una nutrición extra a la uña y un acabado con brillo intenso.

Las manicuras que más verás este otoño

En contraposición a las uñas extralargas y arty, que seguro continuarán teniendo muchas adeptas, las cortas también se imponen este otoño, tanto con el acabado redondeado como cuadrado, pero redondeadas en las esquinas. Y es que después de todo este tiempo de pandemia, con la constante utilización de geles y lavados, nos hemos dado cuenta que las uñas cortas son mucho más cómoda y manejables.

En cuanto a los colores nosotras nos quedamos, como Tamara Falcó, con el rojo en todas las declinaciones. Desde el más vivo e intenso a los sangre más oscuros. Pero también están de moda los  tonos tierra, ocres, tonalidades teja, granates y naranjas. En definitiva, toda la gama de colores que asociamos a los días de otoño.