Laura Escanes ha vuelto a pasar por la peluquería, esta vez para hacerse un tratamiento de queratina en el cabello.


No le tiene miedo a los cortes de pelo ni a los cambios de imagen. De hecho, es una de las mujeres que más cambia de peinado. Y tiene la virtud de lograr que todos, o casi todos, le queden muy bien. Y estos días Laura Escanes ha pasado de nuevo por la peluquería, aunque esta vez no ha sido para cambiar de imagen, sino para darle un tratamiento a su pelo con queratina.

La mujer de Risto Mejide se ha sometido a un tratamiento con este ingrediente para tratar su melena y lo ha contado en sus redes sociales. En su caso, el trabajo corría a manos de sus socios. La joven montó hace unos meses una peluquería en la capital española bajo el nombre Blondie Madrid. Lo hizo de la mano de unos peluqueros barceloneses que es a quienes visita cuando está en la ciudad condal.

Ellos fueron los artífices de un tratamiento que en su caso se llama Keratin Infusion. El tratamiento promete dejar el pelo con un efecto liso y natural, algo que a Laura, con el corte de pelo bob que lleva en este momento, le viene muy bien para que el cabello esté siempre perfecto.

¿Qué es la queratina y por qué se utiliza en tratamientos capilares?

La queratina es una proteína que está presente en nuestro cuerpo. Concretamente en las capas más externas de la epidermis. Está también presente en otras zonas como el pelo o las uñas, de ahí que los expertos quieran incluirla como ingrediente para los tratamientos reparadores de estas zonas.

Aplicada en cosmética sirve para reparar los cabellos y que tengan un aspecto más flexible y que las partes que son más propensas a dañarse, se fortalezcan. Normalmente se utiliza además en tratamientos alisadores, ya que tiene un gran poder antiencrespamiento, lo que es útil para estar siempre peinadas.

Problemas con el color

Según contaba Escanes a ella le había dejado la melena perfecta, pero como se acaba de cambiar de color, tendrá que ir en unos días a retocárselo. Y es que, como pasó del rubio al moreno, han tenido que hacerle un tratamiento con tonos rojizos para que, con los lavados, su cabello no tendiera hacia un tono verdoso. El resultado es que con este tratamiento se ha aclarado un poco y han salido esos reflejos rojos que, también hay que decirlo, no le quedan nada mal.