Una de las operaciones más demandadas del momento es la bichectomía. Te decimos en qué consiste y lo que consigues con ella


Hay intervenciones que se ponen de moda y ahora  la bichectomía es una de las más demandadas. Elsa Pataky, Megan Fox, Angelina Jolie y Victoria Beckham son algunas de las celebrities que han afinado su rostro gracias a la extracción de las bolas de bichat. La bichectomía o lo que es lo mismo, extraer las bolas de bichat, es una de las operaciones más solicitadas en la actualidad ya que es muy sencilla desde un punto de vista técnico y rápida.

Pero, ¿qué se consigue con esta intervención? La bichectomía es básicamente definir las mejillas. A través de una técnica relativamente sencilla, que se lleva a cabo bajo anestesia local y en apenas media hora, se realiza una pequeña incisión dentro de la boca para extraer las bolas de Bichat, unas glándulas de tejido graso que se encuentra en las mejillas. El objetivo de la extracción de estas bolas de grasa es conseguir una mayor definición de la zona de las mejillas, de este modo se puede lograr una sensación visual de un rostro más triangular y estilizado.

El doctor Gio Dhzuguburia, especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, del centro Inout nos da los tips necesarios que debes saber antes de pasar por quirófano.

Lo que debes saber sobre la bichectomía

Es una cirugía sencilla que dura tan solo 10-20 minutos.
Se usa anestesia local y se realiza una pequeña incisión en la parte interior de la boca No provoca dolores posteriores a la intervención tan solo una ligera hinchazón y sólo en algunos casos.
No se requieren puntos.
Es ideal para personas con rostros redondeados ya que ayuda a definir las facciones y afinar el rostro.
Las bolas de bichat son acumulaciones de tejido graso que se localizan a nivel de la mejilla. No cumplen ninguna función por lo que su extirpación no tiene efectos en nuestra salud.
Una vez extraídas no se pueden volver a regenerar.