La modelo Mar Flores ha encontrado la fórmula para refrescar la piel este verano, una idea que tú también puedes usar si buscas el más adecuado para tu piel.


Mar Flores está pasando un verano estupendo en la costa, desde donde nos va enseñando algunos looks de impacto. Y es que la modelo madrileña, a sus 52 años, puede presumir de físico. Pero aunque la genética sea parte importante de mantenerse así de estupenda verano tras verano, hasta ella tiene secretos de belleza que la acompañan en su neceser allá donde va.

No sin mi tónico facial

Uno de esos secretos que comparten casi todas las ‘celebrities’ a estas alturas es el tónico facial. Este producto se ha incluido hace relativamente poco en las rutinas faciales diarias pero tiene muchos beneficios para la piel.

Antes solo se aplicaba la crema hidratante o nutritiva, por la mañana y por la noche tras la limpieza, pero los tónicos han demostrado su eficacia para preparar la piel. Así, podemos encontrar formulaciones adecuadas para todos los tipos de cutis, que nos echan una mano a la hora de hidratar y restablecer el ph de la piel.

Pero además, son super efectivos cerrando los poros y también para refrescar. Porque el tónico no solo se utiliza antes de aplicar la hidratante, también puede usarse, como hace Mar Flores, en forma de bruma, y aplicare en cualquier momento o lugar.

El preferido en el neceser de Mar Flores

La modelo ha contado que ella se lleva el tónico en el neceser estas vacaciones y que lo utiliza precisamente para eso, para refrescarse. El suyo es de a firma Luminus, en concreto se trata del tónico Marino Detox. Según relata Mar en sus redes sociales, “con el calorazo que está haciendo, lo aplico como bruma refrescante, y además hidrata muchísimo y mantiene un bronceado sano”.

El suyo está enfocado en esa dirección, pero el mundo de los tónicos en formato bruma es de lo más amplio. Por eso lo primero que tenemos que hacer antes de decantarnos por uno es echar un vistazo a las necesidades de nuestra piel.

Cuidar, hidratar y calmar

Los hay que cumplen una función hidratante, lo que los convierte en una buena opción para cualquier tipo de piel, pero también existen formulaciones que calman. Estas son la mejor opción para aquellos cutis reactivos que necesitan una dosis extra de cuidados tras la exposición al sol.

No obstante, este tipo de productos también tienen otro uso que no debemos desechar: ayudarnos a mantener el maquillaje durante más tiempo. Hay quien lo utiliza en primera instancia para preparar la piel antes de aplicar los productos, pero también quien lo vaporiza sobre la piel una vez completado el maquillaje.