Los principios activos aplicados directamente en nuestro rostro que más funcionan y que están arrasado en tiendas. ¿Sabéis cómo usarlos correctamente? Nosotras te lo contamos.


Estamos en plena época de los retoques estéticos, pero no todas tenemos dinero para gastarnos dinero en un tratamiento al mes de 300 euros, por eso la cosmética está dando un giro a esta situación para que puedas hacerlo desde casa tú misma. El boom de los principios activos ha llegado pisando fuerte. Ácido hialurónico, ácido ascórbico, retinol o ácido glicólico ya están disponibles en tus droguerías de confianza, pero… ¿Cómo se usan para que sean efectivos? Te traemos unos tips de belleza para que aprendas a aplicártelos correctamente.

Dedica unos minutos al día a aplicarte los mejores principios activos y verás mejorías en tu piel

El ácido hialurónico se suele usar en estética en forma de vial inyectable, pero algunas marcas han sacado el principio activo para que puedas aplicarlo directamente en tu cara para mejorar la elasticidad, la hidratación de tu piel y crear un efecto real de relleno desde el interior. Úsalo por la mañana y por la noche echando unas gotas en tu cara, intenta que el aplicador no toque tu cara para que no se contamine y extiende de abajo a arriba evitando las zonas mucosas como los labios y las zonas sensibles como el contorno de ojos.

El ácido ascórbico es el principio activo de la vitamina C, no solo se usa en pastillas para mejorar nuestro sistema inmune, también tiene beneficios en la piel. Se suele usar para unificar el tono de la piel, reducir las manchas de la edad y darle un toque extra de luminosidad a tu rostro.

El famosísimo retinol del que oímos maravillas hay que usarlo con cuidado. Tiene muchísimos beneficios y es uno de los compuestos más avalados por la comunidad científica, ya que los resultados de este producto son notables, pero, cuidado, hay que usarlo con cautela. Se utiliza para minimizar las líneas, revitalizar tu piel, eliminar las manchas de la edad par mostrar un rostro juvenil y fresco.

Usa el retinol exclusivamente por la noche porque es fotosensible

El retinol es muy fuerte y hay que aplicarlo de manera gradual para que nuestra piel se vaya acostumbrando paulatinamente y cambiando el porcentaje de concentración de retinol del producto que usemos. De tal manera que empezaremos de menos concentración a más concentración, de 0,2 % a 0,5%, después 1%, 2% e ir subiendo poco a poco. Avisamos de que en los primeros días de uso se pueden ver rojeces y granitos hasta que la piel se aclimate a los retinoides, pero funciona de verdad.

El ácido glicólico se usa para luchar contra el acné, los poros obstruidos y los granitos que nos aparecen regularmente es realmente efectivo con las rojeces y para regular la textura de tu rostro. Aplícalo con la cara lavada y déjalo actuar por la noche, sin frotarlo y sin que entre en contacto con los ojos.

Descubre las mejores marcas de principios activos para mejorar la calidad de tu piel visiblemente, sigue nuestros consejos y corre a por ellas, porque algunos de estos productos se han vuelto virales.