Como en el invierno las horas de sol se reducen y oscurece más temprano, es normal sentir que estamos más alicaídos. Para que eso no ocurra tenemos el plato de comida que te recargará las pilas. ¿Te contamos un secreto? Tamara Gorro es fan confesa de esta delicia


Hablamos del cocido. No hay invierno que se precie si un buen cocido. Por la temperatura de su caldo, llega el frío y es lo que más apetece. Es un verdadero manjar y si a eso le añadimos que es uno de los platos más representativos de la cultura gastronómica de nuestro país, lo hacemos todavía más interesante. Tamara Gorro lo sabe y se ha preparado un cocido que tiene pinta de estar para chuparse los dedos. Ella ha añadido al suyo garbanzos y bolitas de patata. Un clásico que no puede faltar en nuestra dieta mediterránea.

Además de sabroso, es uno de los platos más completos porque en una sola receta aúna verduras, hortalizas, legumbres carne y embutido o lo que es lo mismo: proteína, fibra, carbohidratos y, también, grasas. (Aunque siempre existe la opción de desgrasarlo, como hace Tamara Gorro). 

A Tamara Gorro le gusta cuidarse

Seguro que con este plato la influencer ha conseguido elevar su ánimo,  aunque sea un poquito. La empresaria no está pasando por su mejor momento. Hace un par de semanas confesó en redes sociales que padecía un problema de salud mental del que se está tratando de mejorar con la ayuda de un terapeuta y un psiquiatra: «Estoy mal. No saco ninguna conclusión porque no lo sé, no sé decirte qué pasa… Es como cuando te partes un pie y sin hacer la rehabilitación te imaginas el camino. Tengo un problema de salud mental del que me he dado cuenta tarde porque no lo había identificado».

Consciente de la importancia de cuidarse por dentro y por fuera, la madrileña lleva una vida sana digna de admirar. Hace deporte diariamente para liberar tensiones, cuida su alimentación y, ahora también, su salud interior. Está inmersa en la escritura de su cuarto libro – ‘Ser feliz no es gratis, pero tampoco cuesta tanto’, ‘Rendirse Nunca’, y ‘Entre sentimientos’ es el título de sus otras publicaciones -. La siguiente que promete ser especial por la situación personal que está viviendo. Sus hijos, Sheila y Atonio, y su marido, Ezequiel Garay, son el motor más importante de su vida y las piezas claves de su recuperación. 

Para ella el deporte es vital

De nada sirve comer bien, sin una buena dosis de deporte. Tamara Gorro lleva años aficionada al entrenamiento de fuerza y el running, disciplina con la que consigue empezar el día con energía y paz. Siempre que puede publica sus entrenamientos en su cuenta de Instagram para que sus más de dos millones de seguidores vean lo importante que es estar en forma y copien sus rutinas. Y aunque la genética juega en favor de comunicadora, su constancia es clave para conseguir lucir tipazo.