Madre e hija eligieron el mismo día para ponerse a punto y retocar uñas, bigote y pestañas en un plan tan beauty como envidiable.


Vicky Martín Berrocal y Alba Díaz son, sin lugar a dudas, la madre y la hija más famosas y queridas del momento. Gracias a su estilazo, su desparpajo y su forma de ser, han conseguido conquistar el mundo de la moda, de la belleza y, sobre todo, de las redes sociales. No hay más que ver las cifras que manejan para comprobarlo. Nada más en Instagram, entre las dos suman cerca de un millón y medio de seguidores y cada paso que dan y cada plan que hacen, casi de inmediato, se convierte en noticia. La diseñadora de moda y la influencer se han convertido en eso que hace unos años llamábamos it girls; en chicas reconocidas por su buen gusto que marcan tendencia e inspiran a miles de personas.

Sus looks nos invitan a probar nuevas formas de combinar prendas y complementos; sus recomendaciones de belleza nos generan necesidades que creíamos no tener; y su paso por la peluquería o salón de uñas nos da ganas de pedir cita a nuestro centro de confianza y probar una nueva manicura o un arriesgado corte de pelo. Sus decisiones estilísticas interesan y todo lo que se hacen nos gusta. Es por ello por lo que la noticia de que ayer decidiesen pasar por chapa y pintura para ponerse a punto no puede hacernos más ilusión. Un último plan beauty que, aunque ha sido por separado, estamos seguras de que os encantará.

El plan de belleza (por separado) de Vicky Martín Berrocal y Alba Díaz

La exmujer y la hija de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ tuvieron ayer la misma idea y, cada una por su cuenta, decidieron acudir a sus centros de estética favoritos. Vicky Martín Berrocal, en su Portugal adoptivo, se puso en las manos de Sinara Bandeira para enamorarnos gracias a la manicura más sencilla y elegante del momento. Alba Díaz, por su parte, acudió al madrileño centro My Little Momó y quiso aprovechar la visita para hacerse todo lo que pudiese. Potenció su mirada gracias a un sorprendente lifting de pestañas, se depiló bigote y cejas con hilo y se hizo la pedicura. ¡Casi nada!

Sin duda, madre e hija aprovecharon su miércoles como nunca antes y decidieron ponerse apunto para la temporada de primavera verano. Un plan que, aunque en la distancia, estamos seguras de que ambas compartieron a través de Whatsapp y llamadas. Y es que han demostrado en más de una ocasión que ellas no pueden vivir la una sin la otra.