Pilar Rubio no descarta someterse a una reconstrucción de pecho después de dar a luz a su cuarto hijo: «Nunca me he operado el pecho», asegura


A finales del pasado mes de julio, Pilar Rubio dio a luz a su cuarto hijo, otro varón al que decidieron llamar Maximiliano. Mucho se ha hablado de la rápida recuperación en el cuerpo de las famosas y celebrities. De hecho, siempre se ha cuestionado cómo lo hacen. La presentadora siempre ha seguido trabajando su cuerpo a base de ejercicio físico y una dieta sana y equilibrada que consigue que después de dar a luz, la figura se recupere de manera más inmediata. No hay trucos ni secretos. Solo constancia y trabajo diario. Pero, la presentadora se plantea realizarse una operación estética para reconstruir el pecho.

Según ha confesado en más de una ocasión, Pilar Rubio ha dado el pecho al pequeño: «Les he dado el pecho a los tres y a éste también le estoy dando el pecho«. Esto ha hecho que replantee someterse a una reconstrucción mamaria. Así mismo lo ha revelado ella durante la presentación de las joyas de Cristian Lay, de la que es imagen. De hecho, este martes presentó la nueva colección y habló sin tapujos sobre este tema.

Pilar Rubio se replantea someterse a una reconstrucción de pecho

Tal y como hemos dicho anteriormente, Pilar ha confesado plantearse someterse a esta operación estética. Lo ha hecho en declaraciones a Europa Press, donde ha asegurado que “aunque todo el mundo lo piense y lo hayan pensado siempre, yo no tengo el pecho operado. Siempre he tenido el pecho que he tenido. Lo siento, pero era mi pecho y entonces sí que he notado, porque le he dado el pecho a todos, que no lo recupero. No se recupera cómo antes de ser mamá, entonces he pensado que si en algún momento me lo tengo que reconstruir lo haré”.

Durante la entrevista, también ha revelado su secreto para recuperar la figura tan pronto después de dar a luz a su cuarto hijo: «Yo durante el periodo de gestión compartí con casi seis millones de seguidores que tengo en redes sociales pues los entrenamientos que hacía, las recetas de cocina y todo lo que para mí era beneficioso para recuperarme y sentirme bien». Puedes ver la entrevista completa en el siguiente vídeo.

Ahora bien, ¿qué es una reconstrucción mamaria? Durante el embarazo la mama se va preparando para la lactancia con lo que la glándula aumenta de tamaño y la piel y la aureola se distienden. Tras la lactancia, vuelve a recuperar el tamaño previo al embarazo pero el problema es que los ligamentos y la piel se han distendido y estos no se recuperan de igual manera que la glándula. Lo habitual en estos casos es someterse a una mastopexia, que será para elevar el pecho, ya que habitualmente esté se queda caído. Habitualmente hay que esperar entre 3 y 6 meses desde que se haya dejado de dar el pecho para someterse a esta intervención.