Si había una incógnita que nos rondaba por la cabeza cada vez que veíamos a Olga Moreno en ‘Supervivientes 2021‘, era cómo conseguía estar perfectamente maquillada las 24 horas del día. Muchos por aquel entonces afirmaban que la organización les había dejado a algunos concursantes llevar ciertos cosméticos en la maleta. Sin embargo, fue la propia ganadora de la edición la que aclaró la polémica y resolvió cualquier duda nada más aterrizar en España. ¿Su secreto? La micropigmentación.

Hasta ese momento mucho habíamos oído hablar del microblading de cejas, una técnica ideal para todas aquellas que buscan dejar de ser esclavas del lápiz rellenador día sí y día también. Pero desconocíamos por completo el mundo de la micropigmentación en labios y ojos. Ahora, casi un año después de su paso por el concurso, la exmujer de Antonio David Flores ha querido volver a realizarse este retoque y explicar en qué consiste exactamente.

«Todo el mundo me pregunta por los labios, desde cuando estuve en Honduras, pues vengo a retocármelos, porque ya se me quitó un poco el color. Ahora me los veis muy rojitos, pero después se me irá bajando el color», afirmaba Olga Moreno a todos sus seguidores de Instagram.

Olga Moreno retoca sus labios con el tratamiento más demandado por las que buscan un maquillaje impecable las 24 horas

Básicamente esta técnica se realiza insertando un pigmento mineral hipoalergénico en la segunda capa de la piel, utilizando un pequeña y fina aguja para contornear y mejorar el aspecto y color de los labios. No se va con el agua, los roces ni con el sol. Y dura unos cuatro años. Aún así, con el tiempo se va perdiendo la intensidad del tono, por lo que se recomienda hacer retoques cada cierto tiempo para reavivar el color, tal y como ha hecho la sevillana.

«Mirad qué mona y qué fantástica me estoy poniendo. Me lo hago todo ahora», decía entre risas Olga Moreno mostrando el resultado de sus nuevos labios rojos. La empresaria ha confiado para este tratamiento en Daniel Ruiz, experto en micropigmentación. Eso sí, Olga ha querido matizar que tras esta primera sesión, como tiene que regresar al centro para hacerse la misma técnica en los ojos (a modo de eyeliner), volverá a perfeccionar sus labios con una segunda sesión, y así quedarán impecables.

Lo cierto es que aunque su separación de Antonio David no está siendo un proceso fácil, Olga trata de continuar con su vida como puede y ahora tiene más ganas que nunca de verse guapa y sentirse bien por dentro y por fuera. ¿Con qué nuevo retoque nos sorprenderá próximamente?