Sabemos que sois fans de las mascarillas y que a veces nos gastamos demasiado dinero en ellas, pero ha llegado al mundo de las mascarillas el Kéfir, un producto de supermercado que os ayudará a cuidar vuestra piel y a combatir el acné.


¿Quién no ha cenado alguna vez un bowl de Kéfir con cereales y frutos del bosque? Todas lo hemos hecho, y la verdad es que resulta un ingrediente genial para realizar una cena ligera y de lo más saludable. Las propiedades del Kéfir son innumerables y hasta ahora lo habíamos utilizado únicamente como alimento, pero, ¿qué nos diríais si os aseguráramos que el Kéfir, aparte de un buen producto alimenticio, es un genial aliado para combatir el acné?

Los cambios hormonales, la mala alimentación, el tabaquismo y el alcohol puede producir en nuestra piel pequeños granitos que son muy difíciles de combatir. Todas buscamos un buen producto para combatirlo, el Kéfir ha asaltado el mundo de las mascarillas faciales para quedarse.

El Kéfir tiene multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud

El kéfir es un yogur de procedencia búlgara, un subtipo de lácteo con muchas similitudes con el yogur líquido, que se fermenta a través de levaduras y hongos, que se llaman granos de Kéfir y que podemos adquirir fácilmente en internet o en supermercados. Tenemos dos opciones, o comprar el Kéfir hecho, la opción más cómoda, o, por el contrario ponernos manos a la obra y hacer nuestro propio Kéfir en casa, es muy sencillo. Solo necesitamos comprar unos granos de kéfir, tienen una apariencia similar a la de una pequeña coliflor, y con solo unos pasos podemos hacerlo.

Para hacer nuestro yogur, para consumo o para mascarilla, debemos llenar un vaso de leche, preferiblemente entera, colocar dentro de nuestro vaso o recipiente los granos de Kéfir y dejarlo reposar una noche entera. A la mañana siguiente estará listo, los hongos y levaduras generar en una sola noche el yogur y queda listo para el consumo.

Las bacterias del Kéfir ayudan a combatir el acné usándolo en forma de mascarillas

Aplica un poco de Kéfir en tu rostro untándolo de abajo a arriba para prevenir las arrugas y evitando los ojos y la boca o… no, acuéstate unos 15 minutos dejando reposar el yogur para que penetre en nuestra piel y listo.

Las propiedades del Kéfir son realmente sorprendentes, tiene alto poder desintoxicante, por que viene genial para las dietas detox; es una bebida probiótica que nos ayuda a regular el tránsito intestinal y ayuda a la correcta absorción de nutrientes; tiene atributos antioxidantes para luchar contra el envejecimiento y los radicales libres; es un buen diurético por lo que recomendamos beber mucha agua si lo tomáis habitualmente y los ácidos de su composición permiten equilibrar el nivel de azúcar en sangre.

Ahora, además, sabemos que las bacterias y fermentos que contiene el Kéfir ayudan a combatir el acné para poder eliminar nuestros granos de una manera natural y con muy bajo coste.

Las bacterias y la levadura que se encuentran en los granos de kéfir convierten este yogur en un antibiótico natural de lo más básico. Estos granos de Kéfir también pueden reducir los niveles de colesterol, lo que también puede ayudar a prevenir y controlar el acné. No dudéis en probarlo en rachas de peor alimentación y de cambios hormonales, os ayudará. A continuación os mostramos varias opciones de Kéfir para comprar en todas sus versiones.