Esther Doña se ha convertido en los últimos años en toda una influencer. La empresaria cuenta ya con más de 12 mil seguidores en Instagram, con los que día a día comparte desde secretos de belleza o consejos sobre moda hasta las recetas más saludables.

Esther Doña lleva las mechas que mejor sientan a partir de los 40

La malagueña también suele compartir algunos aspectos de su vida privada sobre todo con su pareja, el juez Santiago Pedraz, pero al igual que nos pasó con el vestido estampado de flores que estrenó al comienzo de la primavera y que estánmuy de moda, Esther no ha tardado en llevar las mechas del momento; y que mejor sientan a partir de los 40, porque son muy luminosas y fáciles de mantener. Además, ha utilizado sus redes sociales para compartir este último cambio de look con el que nos ha enamorado.

La viuda del marqués de Griñón ha acudido a una conocida peluquería de lujo de Madrid a hacerse unas mechas balayage y cortarse un poco el pelo. La modelo ha querido publicar un vídeo donde muestra el cambio: «¿Qué os parece mi nuevo look? Me encantan las mechas balayage», ha preguntado a sus seguidores, para después publicar unos Stories donde confiesa estar encantada con el resultado.

El encargado de hacer realidad este cambio es Eduardo Sánchez, el peluquero colombiano de las cabezas más vip. Tiene un salón en el selecto barrio de Salamanca en Madrid y por él han pasado personalidades como la actriz Juana Acosta. Y, en el extranjero, la actriz Eva Longoria o Blake Lively, forman parte de su exclusiva clientela.

¿Por qué las mechas balayage quitan años?

Las mechas balayage de Esther Doña trabajadas en varios tonos y en zonas estratégicas del cabello, dan un extra de luz a su rostro y lo rejuvenecen. Los estilistas aseguran que esta técnica resalta los ojos claros, ya que al aclarar algunos hechos favorece mucho. Ella mantiene el efecto de raíz más oscura y se ha aclarado la melena hacia las puntas, la técnica es más intensa en los dos mechones frontales más próximos al rostro, lo que inmediatamente genera un efecto favorecedor al instante.

Por otro lado, son muy sutiles, por lo tanto son las mejores para quienes tengan ganas de apostar por un cambio, pero sin arriesgar demasiado. El truco para iluminar la cara con elegancia con estas mechas, es subir un par de tonos la coloración según el color natural de cada persona, por lo que es adaptable a rubias, morenas o castañas. Pero, para dar con la tonalidad adecuada, es necesario que te asesores por un profesional que te ayude a elegir la adecuada para ti.