Nagore Robles ha compartido algunos de los ejercicios que hace para fortalecer sus músculos y es un entrenamiento fácil de seguir y de hacer en casa sin apenas material.


Nagore Robles está en plena forma. Y todo es gracias a su esfuerzo y a su tesón. La colaboradora televisiva sigue un entrenamiento que la ayuda a mantenerse con fuerzas y que de vez en cuando comparte con sus seguidores, para que también vean esa parte de la vida que no sucede delante de las cámaras de televisión.

Una vida activa y sana

Tanto Nagore como su pareja, la periodista y escritora Sandra Barneda, son amantes de la vida sana y el deporte y lo dejan claro en sus redes sociales. Sandra la hace compartiendo sus rutinas con su entrenador y en el caso de Nagore, los entrenamientos son más libres y van variando no solo en función de cómo se encuentre físicamente, también de su estado anímico.

Así, es fácil verla practicando deportes tan dispares como el surf o el running cuando las condiciones climatológicas lo permiten, pero sea como sea, procura llevar siempre una vida lo más activa posible. Por eso, cuando no sale a la calle también busca la forma de entrenar en casa.

Entrenando en solitario y en casa

El que ha mostrado estos días es un entrenamiento además sencillo de replicar en casa porque no necesita más material que una goma para potenciar el uso de una parte de la musculatura en determinadas zonas. Según contaba la propia Nagore, el entrenamiento elegido servía para fortalecer los músculos, por ello estaba compuesto por varios ejercicios de fuerza que trabajaban tanto en tren superior como el inferior.

Nagore comenzaba el entrenamiento tumbada en el suelo sobre una esterilla. Desde ahí el primer ejercicio era levantar las caderas del suelo hasta hacer el puente para movilizar toda la musculatura de la zona lumbopélvica. Continuaba con la goma, abriendo y cerrando las piernas para trabajar la cara exterior de los muslos y con levantamientos de las piernas.

Ejercicios fáciles pero exigentes

A continuación, probaba las aperturas laterales para fortalecer también la musculatura de la zona del trasverso del abdomen. Esto lo completa haciendo varias versiones de los abdominales para trabajar toda la zona del core. Entre estos estaban los clásicos, tumbada sobre la espalda en el suelo y levantándola desde la cabeza, pero también algunos inversos, en los que las piernas son las que se mueven, o bien hacia arriba o hacia los lados.

Con este entrenamiento, que tiene una duración de 45 minutos, Nagore también trabaja la cara posterior de los muslos con elevaciones de piernas hacia atrás desde la posición de cuadrupedia. En casi una hora, a Nagore le da tiempo, sin duda, a ponerse en forma y coger energías para llevar el día a día.