Ya ha llegado el momento de pensar en quitarte esos kilos de más que has ganado. Te damos las claves de una correcta dieta détox para conseguirlo


Ya han pasado las fiestas y hemos dejado atrás las primeras semanas para adaptarnos al nuevo año. Así que ha llegado el momento de comenzar a pensar en ponerte a tono y en eliminar esos kilos de más que hemos ganado en estas fechas antes de que se instalen definitivamente.  ¿La forma de conseguirlo? Una dieta détox, que no solo te ayuda a perder peso, también consigue que mejore tu piel y tengas más energía y vitalidad.
Se presupone que las personas que van a seguir una dieta détox aceptan el hecho de que previamente han cometido excesos en la alimentación y ahora quieren compensarlo, ayudando al cuerpo a eliminar lo que no necesita para un funcionamiento más eficaz, favoreciendo además la pérdida de peso, quitando muchos alimentos ricos pero poco sanos y aumentando el consumo de otros mucho más sanos.

La doctora Crispín, nutricionista de Clínica Menorca, nos da las clave de la dieta détox con la que «se pierde peso de forma saludable, se incrementan los niveles de bienestar y la vitalidad, se reduce el cansancio y la fatiga favoreciendo un mejor descanso, ayuda a eliminar la retención de líquidos y el tránsito intestinal y la piel se vuelve más tersa e hidratada».

Lo realmente saludable no es hacer una dieta détox durante dos semanas y luego volver a cometer excesos. Podemos empezar a hacerla para adquirir buenos hábitos alimenticios y a partir de ahí seguir con un buen estilo de vida. No hay milagros, por muy saludable y ligera que sea la dieta détox, si después volvemos a los excesos, no servirá para nada.

¿Puede ser perjudiciales una dieta détox?

Sólo si se hace de modo habitual, porque se consumen muchas verduras y frutas pero el ser humano también necesita otro tipo de nutrientes para no acabar con déficits nutricionales. Si se hace de modo concreto, para eliminar los excesos, ayudan mucho.

En general, debe ser un menú hipocalórico con el mínimo de azúcar y grasas trans y el máximo de frutas y verduras.
Cuidado con la sal, lo mejor es cocinar con especias al gusto.
Si te aparece ansiedad de dulce, una onza de chocolate negro o un vaso de leche de avena con cacao puro es una buena solución.
Si tienes necesidad de salado, recurre a un puñado de aceitunas y/o pepinillos o un minibocata de pan integral con algo de poca grasa.

Alimentos imprescindibles

Aportan nutrientes esenciales.

-Frutas y verduras frescas, en cantidad abundante, porque aportan vitaminas, antioxidantes y fibra. No es necesario hacer batidos, especialmente de frutas, pues corremos el riesgo de consumir mucho azúcar.

-Proteínas en pequeñas cantidades. Sin ellas se pierde masa muscular. Es mejor pescados y carnes blancas y no carnes rojas. Los vegetarianos pueden usar preparados a base de soja, tofu o seitán.

Grasas buenas, en pequeña cantidad. Aceite de oliva virgen extra o aguacate, pescados azules y frutos secos no fritos. Son esenciales para la buena salud y sin ellos aparecen efectos secundarios.

-Cereales integrales en pequeñas cantidades. Aportan más fibra y nutrientes, pero cuidado porque tienen un importante valor calórico.

-Agua, más o menos 2 litros. Es fundamental estar bien hidratados. Si no nos gusta o apetece beber agua fría, podemos tomar infusiones, pero nunca refrescos y zumos industriales.

Alimentos de los que debes prescindir

-Bollería industrial. Tienen muchísimas calorías, azúcar y grasas hidrogenadas.

-La mayoría de las comidas preparadas. Por la gran cantidad de grasas hidrogenadas y conservantes.

-Carnes procesadas. La OMS hace algunos meses ya advirtió del potencial cancerígeno de estos productos si se consumen de modo habitual.

-Refrescos azucarados. Por su gra cantidad de azúcar refinado.

Alcohol. O se toma en dosis muy moderadas o es un tóxico.

-Grasas hidrogenadas. Son totalmente perjudiciales para la salud. Son grasas de origen vegetal (palma), barata, pero manipuladas por la industria. Evita comprar productos que contengan en su etiqueta ‘grasa vegetal’.

Dieta détox y suplementos

Parece ser que la moda de las dietas détox asocia casi obligatoriamente el tomar suplementos nutricionales. Pero lo primordial es comer más sano. Si es así, posiblemente no necesitemos consumir suplementos habitualmente sino solo de modo eventual. Los suplementos no deben sustituir la alimentación sana, tienen que complementarla.

También hay que tener cuidado con el abuso de suplementos porque podrían aparecer efectos secundarios. Los complementos nutricionales sólo deberían tomarse bajo prescripción médica.