Tras unos meses tomando la dosis necesaria de sol para conseguir que el moreno se plasme en tu piel, ahora llega el momento de mantenerlo. Para prolongar tu bronceado y que dure todavía más semanas, debes hidratar la piel a conciencia, pero hay más trucos que te ayudarán. ¡Toma nota!

Exfolia con productos suaves

Este mes de septiembre hazlo más a menudo y de manera muy suave, ya que ahora la piel está más frágil. Lo ideal es hacerlo dos veces por semana y con productos de base oleosa, ya que limpian y nutren la piel sin acabar con el bronceado. Además, es necesario oxigenar los poros de todos los cosméticos que te has estado aplicando durante este tiempo.

Hidrata con cremas untuosas

Incluye en tu rutina de belleza productos que hidraten en profundidad para prolongar tu bronceado al máximo. Son fundamentales los aceites a base de aguacate, argán o manteca de karité. Tampoco pueden faltar en tu neceser cremas nutritivas con vitamina A, C, D y E, ya que son poderosos antioxidantes que, además, te ayudan a reparar las pequeñas lesiones que el ADN celular ha sufrido a causa del sol.

Continúa protegiéndote

Con tan solo 30 minutos de exposición solar, aunque sea paseando el fin de semana, seguirás estimular a los melanocitos para producir melanina, el codiciado pigmento dorado. Pero no debes olvidar nunca que has de aplicarte crema con factor de protección solar. En este caso será suficiente con una de SPF 15 o 30.

Y por último… incluye estos alimentos en tu dieta

Si quieres, puedes ayudarte de la nutricosmética solar, que aporta los oligoelementos que la piel necesita para elevar y mantener las defensas solares (incluso existen ya cápsulas que tienen un suave efecto autobronceador). Pero recuerda que los alimentos ricos en betacarotenos, precursores de la melanina, son imprescindibles para prolongar tu bronceado y presumir de ese bonito tono dorado de piel durante mucho tiempo. Sigue bajando y descubre los cinco alimentos infalibles.