Las mechas de Lydia Lozano son inconfundibles. Pero para lucirlas brillantes y sanas, la colaboradora sigue unos cuantos pasos clave. ¡Toma nota!


Sus mechas son su seña de identidad. Según nos explica el estilista y peluquero Manuel Zamorano, Lydia Lozano lleva un tono dorado que se entremezcla con algunos reflejos más blancos y que consigue intensificar sus ojos, rejuvenecer el rostro y afinar sus rasgos. Y, a pesar de que hay disparidad de opiniones y a muchas les encantan sus mechas y a otras les horrorizan, lo cierto es que la colaboradora de Sálvame ha sabido cuidar y mantener su melena sana a pesar de tantas decoloraciones a lo largo de los años. Para ello no existe una fórmula mágica. Simplemente hay ciertos cuidados que son totalmente obligatorios, así que si tú también tienes el cabello teñido (o con mechas) sigue leyendo, porque esto te interesa.

Así debes lavar tu melena para lucir unas mechas tan brillantes como las de Lydia Lozano

Además de espaciar los lavados (igual que hace la colaboradora) es importante que dejes a un lado el agua muy caliente. Esta manía, tan habitual sobre todo en invierno, es muy perjudicial para el cabello, ya que las altas temperaturas abren la cutícula y parten la fibra. Antes de aplicar el champú, empapa bien el pelo con agua tibia y aprovecha siempre el último aclarado para terminar con agua fría. Conseguirás sellar la cutícula y aportar un brillo extra a tu melena.

Exfolia una vez por semana

De la misma manera que exfoliamos nuestro rostro y nuestro cuerpo, el cuero cabelludo también lo necesita. Exfoliarlo una vez por semana contribuye a retirar las células muertas, el exceso de sebo (y caspa) o residuos de productos que pueden asfixiar el folículo piloso. Este paso, tal y como ha reconocido la misma Lydia Lozano, es muy importante para ella, ya que debido a su trabajo utiliza muchos cosméticos como lacas y gominas.

Hidrata mucho

Es fundamental, especialmente en todas aquellas que llevan mechas o tienen el cabello teñido. Aplica una buena mascarilla nutritiva dos veces por semana durante al menos 30 minutos. Éstas aportan ceramidas, aminoácidos y queratina para reconstruir la
fibra capilar, que es la encargada de retener los pigmentos del tinte. Además, al menos cada 15 días también es muy recomendable hacer un baño de aceite vegetal. Opta por aceite de argán, coco o almendras y aplícalo a lo largo de todo tu cabello. Déjalo actuar al menos durante media hora y lávalo de forma habitual.

No frotes tu pelo con la toalla

Al salir de la ducha con la toalla en la cabeza tendemos a frotar el pelo con demasiada fuerza, lo que puede llegar incluso a arrancar o partir cabellos. ¿La clave? Simplemente dejar que vaya absorbiendo el exceso de humedad poco a poco.

Olvídate de irte a dormir con el pelo mojado

Un cabello mojado es un cabello mate, por eso nunca te vayas a la cama con el
pelo húmedo. Lo ideal es que no utilices el secador a máxima potencia ni realices movimientos de pelo en todas las direcciones, para que no se alboroten las puntas. Mientras retiras la humedad, utiliza un cepillo redondo que permita circular el aire por su interior para permitir que se evapore la mayor cantidad de agua sin recalentar las cutículas. Esta es la mejor forma de lograr un pelo brillante y unas mechas perfectas como las de Lydia Lozano.