A Sharon Stone le favorece todo, pero más que por el peinado se debe a sus facciones, que aguantan lo que le echen. Ser sexy a los 63 es posibles y la actriz es un ejemplo de ello. No solo consigue restarse años de encima con sus looks de alto voltaje y máxima tendencia, también se apoya en peinados de lo más juveniles. Con su pixie efecto mojado despeinado marca sus facciones y dulcifica el gesto. Además, tiene un aire rebelde y rockero que le da mucho estilo. La única pega de su corte de pelo es que hay que retocarlo con frecuencia para que no pierda la forma.

El corte Pixie de Sharon Stone sigue siendo tendencia

La edad es solo un número pero es cierto que a partir de los 40 o 50 años solemos apoyarnos en looks beautys que afloren el espíritu joven que todas llevamos dentro. En este sentido la actitud es muy importante, tanto como las manos de tu peluquero/a. Si bien es cierto que hay infinidad de estilos, hay que dar con el más adecuado para nosotras. Sharon Stone encontró en su peinado, su mejor baza contra el paso del tiempo.

Lleva, desde hace años, el pelo corto. Ha pasado por diferentes versiones y todas ellas han sido siempre inspiración para mujeres de su edad. En su última aparición en Milano durante una fiesta celebrada por la firma de joyas Bulgari lució un atractivo pixie con un efecto destinado y húmedo al que siempre recurre en citas especiales. Con él demostró tener mucha personalidad y una imagen fresca y audaz. Además, como ella tiene poca densidad en el cabello, el efecto desenfadado no solo le quita años de encima, también le da volumen y así no parece tan fino.

Un look sofisticado, sin dejar de ser moderno

A partir de los 50 este corte es ideal porque también actualiza cualquier look y estira (visualmente) el cuello. Además, el corto siempre ayuda a parecer más joven. Los estilistas recomiendan dejar a un lado el pelo largo llegada esta edad tan complicada para las mujeres. Y es que cuando llega la menopausia y sus cambios hormonales, el pelo sufre un cambio muy significativo. Es normal que empiece a debilitarse, caerse o incluso cambie de textura dado que puede volverse más rizo o liso e incluso seco. Por eso, cortar por lo sano es una muy buena opción para no acentuar la fragilidad del cabello.

Dentro de los cortes de pelo corto el pixie da mucho juego y es siempre una apuesta segura. Sharon Stone ya lo ha convertido en su seña de identidad. Lo ha llevado de muchas maneras: asimétrico, con patillas muy largas, a tazón, ligeramente ondulado, con tupé… pero siempre impecable. Te atreves con un cambio. ¿Cortamos?