Superados los 50 años, es muy común ver manchas y arrugas en nuestro escote. Un buen cuidado y una rutina diaria nos ayudan a que estas no vayan a más.


Son muchas las celebrities que consiguen mantenerse estupendas a pesar de los años. Sus rostros parecen no verse afectados por el paso del tiempo, su cuerpo sigue igual de escultural que siempre y su escote apenas presenta arrugas o manchas. Actrices como Angelina Jolie, que ha cumplido hace poco 45 años; y cantantes de la talla de Jennifer López, que celebraba hace menos de un mes su 51 cumpleaños, son algunas de las famosas no le temen al calendario y que parecen haber hecho un pacto con el mismísimo diablo para no envejecer jamás.

Es muy probable que, al verlas posar sobre la alfombra roja, os hayáis preguntado cómo logran tener la piel de su cuello y escote tersa y sin casi ninguna mancha. La respuesta rápida es muy sencilla: porque tienen (mucho) dinero. Sin embargo, hay otras claves muy importantes y que favorecen especialmente y ayudan a que esta parte de nuestro cuerpo se mantenga joven y bonita.

El cuello es la prolongación del rostro. Eso es lo primero que debemos tener claro a la hora de cuidarnos el escote. Es por tanto importante que apliquemos en esta parte del cuerpo los mismos productos que usamos para nuestra cara. Es decir, debemos continuar nuestra rutina facial hasta el pecho y darnos las mismas cremas que usamos para las arrugas de nuestra cara en nuestro cuello y escote. Así lograremos hidratar esa zona y nutrirla todo lo que necesita.

Las cuatro claves para mantener nuestro escote libre de manchas y arrugas

El láser anticmanchas o la radiofrecuencia infiltrada son algunos de los tratamientos específicos que las famosas usan para poder lucir escote de la mejor forma. Sin embargo, no todas podemos permitirnos estos costosos tratamientos por lo que siempre debemos tener en cuenta que las arrugas son naturales, que el paso del tiempo marca nuestra piel y que tener manchitas es completamente normal. No todo lo que vemos es obra del esfuerzo y el cuidado diario, sino que muchas veces no es más que el fruto de un buen pago con tarjeta.

Las mortales que envejecemos y que no podemos acceder a caras sesiones de belleza, sí que podemos podemos llevar a cabo una serie de pautas para prevenir que esto ocurra de manera muy acentuada. Las cremas antiarrugas y antimanchas son imprescindibles pero también podemos seguir unas claves muy concretas en nuestro día a día que ayudarán a que nuestro escote parezca mucho más joven. Entre ellas: usar agua fría, aplicar siempre protección solar y dormir boca arriba.