Cuando llega el momento de hacer alguna escapada los cosméticos suelen quedarse en casa. Estos son los imprescindibles que no pueden faltar en tu neceser cuando te vayas de viaje.


Ha llegado el momento de preparar la maleta para una pequeña escapada. Este otoño son varios los fines de semana que podremos alargar con un día más y aprovechar para irnos a descansar o simplemente cambiar de aires. Pero en esa maleta también tiene que ir un neceser con los productos necesarios para que nuestra piel no note que hemos cambiado las rutinas.

Y el tamaño de la maleta no es excusa. Como tampoco lo son las restricciones que encontramos en determinados medios de transporte, como el avión, porque hay formatos para todos los gustos. Lo importante es que tengamos claros cuales son los productos que no pueden faltar.

La hidratante facial, un imprescindible

El primero es la crema hidratante. Si puede ser la que utilizamos habitualmente, mejor que mejor, para que la piel no acuse el cambio durante los pocos días que vamos a estar fuera de casa. Si no, intentaremos buscar una formulación similar, adecuada a las necesidades de nuestra piel, y que sea ligera si tenemos la piel con tendencia a engrasarse y más nutritiva si nuestro cutis se seca con facilidad.

Y en esa misma línea, no podemos olvidar en casa la crema para el contorno de los ojos, porque esta zona tan delicada funciona como un auténtico chivato de nuestro estado de ánimo y de si hemos descansado o no.

Un plus de hidratación y ayuda

En sérum es otro de los cinco productos que no pueden faltar en ese neceser para cuidar de tu piel también fuera de casa. En este caso además tampoco tendremos problemas con el tamaño y las restricciones, porque suelen venir en formatos reducidos.

Por supuesto, también tenemos que llevarnos un buen limpiador facial. En formato gel o bien como leche limpiadora, pero es más fácil encontrar formulaciones de jabones y geles en formato pequeño o sólido, que siempre resultan más fáciles de transportar.

Cuidado con el sol

Por supuesto, sea en invierno o en verano, vayamos a la playa, a la montaña o a un lugar en el que esté lloviendo todo el rato, hay un imprescindible en el día a día: el protector solar. Ese tiene que acompañarnos siempre porque es la mejor ayuda y la mejor forma de prevención de la aparición de los signos de la edad y de problemas como las manchas.

Para terminar, hemos añadido un único cosmético enfocado al maquillaje: una máscara de pestañas. Aunque no nos maquillemos, solo dar un toque con este producto nos cambiará la mirada y hará parecer los ojos más grandes.