Cada vez está más de moda el pelo blanco, pero para llevarlo perfecto requiere sus cuidados. Estos champús te ayudarán a conseguirlo


Lo tenemos muy claro, las canas están de moda. No hace falta nada más que mirar a nuestro alrededor y ver que cada vez son más las mujeres que sin cumplir los 40 prefieren huir de la esclavitud de los tintes y buscar el look más natural. La reina Letizia es el mejor ejemplo de esa naturalidad, y hace ya mucho tiempo que la vemos llevando esos mechones de pelo blanco en su cuidada melena. Por ahí está la clave. El pelo blanco requiere mucho mimo para que esté perfecto y brillante, y en eso los champús tienen mucho que decir.

Mantener tu cabello blanco natural es elegante si está bien cuidado. Sin embargo, a veces el cabello de este color puede adoptar un tono amarillento que arruina la estética. Afortunadamente, puedes evitar que tu cabello se ponga amarillento y mantener las canas bonitas con algunos trucos y técnicas.
Dado que existen numerosas razones por las que el cabello blanco se vuelve amarillo, comienza haciendo pequeños cambios y averigua qué causas podrían estar contribuyendo a tener este tono no deseado y evitar que tu cabello blanco y plateado se vuelva amarillento.

Las causas que pueden provocar que nuestro pelo tenga un tono amarillo

En algunas personas mayores, cuando el cabello pierde pigmento tiende a un tono amarillo de forma natural, por lo que los cambios de color del cabello pueden estar relacionados con la edad o pueden ser genéticos. Para la mayoría, sin embargo, un tono amarillo es el resultado de respuestas externas tanto a la pérdida de pigmento como al entorno ambiental.

Entre las causas ambientales que pueden hacer que nuestro pelo pierda brillo y se vuelve pajizo están:
Residuos de champús.
Productos químicos de productos para el cabello.
Aceites naturales en el cuero cabelludo.
Depósitos minerales del agua que entra en la ducha.
Decoloración por humo.
Contaminantes en el aire.
Cloro de una piscina.

Los champús específicos para que tu pelo blanco luzca perfecto

Uno de los puntos más importantes es elegir un champú específico para cabello blanco y también productos diseñados para el cuidado del mismo. Utiliza un champú que neutralice los tonos amarillos y mantenga el cabello blanco. Los champús específicos para el cuidado de las canas son otra opción para iluminarlas.
Son ideales para evitar los tonos amarillos y anaranjados no deseado, ayudan a reavivar los reflejos y el brillo. Además, algunos de ellos estimulan el crecimiento del cabello y protegen de los efectos dañinos del sol, algo especialmente importante durante estos meses de verano donde nos exponemos a los largos días de playa.