Aparentar menos edad de la que tienes es posible. Es cuestión de disciplina y buenos hábitos.


 

Si hay algo que nos horroriza es parecer mayor o aparentar más edad de la que tenemos. No podemos luchar contra el paso del tiempo pero sí hay algo que podemos hacer:  ralentizar el envejecimiento de nuestra piel. Y lo más importante, hacerlo con sensatez. Hoy os propongo una serie de consejos, sencillos, para conseguirlo.

No podemos luchar contra el paso del tiempo pero sí hay algo que podemos hacer:  ralentizar el envejecimiento de nuestra piel.
  •  Mantén y fomenta la luminosidad en tu piel, clave de la juventud. ¿Cómo? Además de ser disciplinada con tu rutina de limpieza facial diaria y de habituarte a realizarte un peeling (la frecuencia dependerá de cada piel), reduce el tiempo que permaneces frente a los dispositivos como smartphone, tablet, ordenador… No olvides que provocan, además de falta de luminosidad, daño oxidativo, deshidratación y  manchas.
  • Aliméntate bien y no te olvides de llenar tu despensa de alimentos ricos en vitamina C. Es la responsable de dar luz a la piel. La clave en esas caras luminosas de celebrities y famosas que vemos en las redes.  La vitamina C es además una de las mejores aliadas de las pieles fatigadas y apagadas.  Además de injerirla a través de frutas y verduras (tomates, cítricos, fresas…), existen ampollas de vitamina C Pura. Son perfectas para aplicarlas antes de la crema habitual. También se ha demostrado que si la usas con el protector solar, multiplica sus efectos y ayuda a prevenir la formación de manchas.
Reduce el tiempo que permaneces frente a los dispositivos como smartphone, tablet, ordenador para retrasar el envejecimiento.

Más consejos inteligentes para evitar parecer mayor

  • Labios rejuvenecidos. La piel de los labios necesita de unos cuidados extra. Aunque su capacidad de regeneración es 4 veces mayor que la del resto de la piel nos olvidamos de su intensa actividad diaria. Es muy recomendable hacer un peeling labial. Limpia   suavemente con un cepillo extrasuave, y realiza un masaje para mejorar la circulación y provocar un sutil aumento en su volumen. Arrastrarás las células muertas. También y contribuirás a alisar las arruguitas. Utiliza hidratantes de cacao con aceite de oliva o papaya, todo un aporte rico en vitamina A y C y un magnífico antioxidante gracias a la papaína.
  • Hazte amiga del yoga y de la gimnasia facial. Es una de las mejores maneras de mantener la elasticidad y firmeza y evitar parecer mayor. Y  no solo cuentas con tus manos para poder realizarlo. Una de las herramientas realmente útiles a la hora de realizar esta gimnasia antienvejecimiento es emplear un masajeador. Muchos cuentan con una parte antiedad.
    Una de las mejores maneras de mantener la elasticidad y firmeza y evitar parecer mayo es practicar yoga facial.

    Te ayuda a absorber en profundidad los principios activos mientras recolocas tu musculatura. Los beneficios son múltiples:  efecto detox, relajación muscular, activar la circulación sanguínea…,  De hecho, realizar un masaje facial te ayudará a estimular la formación de fibroblastos, mejorando las fibras de colágeno y consiguiendo la firmeza deseada.

  • Atención a cuello y escote ¿Qué podemos hacer en casa para evitar su envejecimiento?. De día emplea un suero que reafirme y combata la flacidez, con movimientos ascendentes. Finaliza, siempre, con la protección solar. Por la noche te recomiendo una crema muy nutritiva. Pero, atenta. A partir de los 40, te aconsejo que emplees una específica. Si dispones de más tiempo, aplica una mascarilla tensora. Una vez a la semana, o cada quince días si se trata de una piel más delicada, realiza un peeling enzimático. Conseguirás eliminar impurezas y dar vitalidad. ¿Más? Evita los cambios de peso y dormir boca abajo. Estarás acentuando las arrugas en la zona del escote. Si duermes con un sujetador específico evitarás también su formación.