¿Manos hidratadas y perfectas? Ese es el objetivo si queremos combatir manchas, sensación de tirantez… Son solo algunos de los motivos por los que nuestra manos reclaman atención. La exposición constante, no solo a los cambios de temperatura sino también a las infinitas tareas que realizan a diario, provocan sequedad extrema, picor, pigmentación… Si eres de las que sigues sin prestarles ni un ápice de atención, ha llegado el momento de que cambies esa rutina.
cuidar-manos-868bbd8f-846×846

Cómo conseguir unas manos hidratadas y perfectas

El primer paso es modificar algunos hábitos que empeoran su aspecto. Deja de realizar tareas domésticas sin guantes protectores. Los productos químicos que contienen causan irritación y sequedad. A la hora de lavarte las manos, emplea un jabón neutro que no altere el pH y si fumas, recuerda que no solo altera el tono de la piel sino que también acentúa la aparición de arrugas.
manos-cuidadas
Procura no abusar del agua excesivamente caliente y lleva siempre contigo una crema hidratante. Te ayudará a reparar sin engrasar, evitando grietas y sequedad severa. Mejor si contiene caléndula, un magnífico aliado para revitalizar y mejorar su estado. Sus virtudes son infinitas. Es cicatrizante, recupera la piel dañada y, además, nos ayuda a incrementar la producción de colágeno, fundamental para esa regeneración que necesitan. 

Claves para mantenerlas siempre perfectas

Una vez a la semana recuerda que exfoliar es clave. Retiras así células muertas, activas la circulación y recuperas la suavidad perdida. Tampoco descuides el estado de tus uñas, reforzando su salud para evitar la fragilidad. Nútrelas con un aceite natural que favorezca ademas su crecimiento y reduzca la posibilidad de rotura. El de ricino es magnífico por su elevado contenido en Vitamina E que las hidrata y mejora el estado general de tus manos. 
unas-fuertes
Pero si además tienes tiempo, nada mejor que regalarte el tratamiento en cabinar Élite Q-Switch. Realiza un peeling a través de una mascarilla de carbono activo.  Rejuvenece estimulando la creación de colágeno y elastina, y difumina manchas y arrugas. En pocas sesiones verás un cambio radical en la piel y podrá fin a su aspecto envejecido.