tintes Bio
Redes Sociales

¿Cada vez tienes el pelo más estropeado? Entonces los tintes Bio son tu mejor opción

Un color cubriente, con brillo y duradero. Eso es lo que solemos pedir a los tintes. Pero... ahora, además, también puedes cuidar y fortalecer tu pelo con ingredientes naturales

En pleno boom de la cosmética natural, la peluquería también está queriendo apostar por los tintes Bio, perfectos para devolver la salud y vitalidad al cabello sin dejar de presumir de un color vivo y muy brillante. ¿Todavía no los conoces? Hemos hablado con Carlos Gálico, estilista y especialista en color, para que nos cuente todo. ¡Toma buena nota!

Los tintes Bio son productos elaborados con ingredientes naturales que pigmentan el cabello. Los ingredientes utilizados son principalmente a base de henna, barros y otras plantas que desprenden diversos pigmentos o que ayudan a fijar los ingredientes que componen la fórmula como índigo, amla, cassia, hibisco, ruibarbo, cúrcuma… En algunas formulaciones también se pueden encontrar aceites vegetales y aceites esenciales.

La gran diferencia con los tintes tradicionales es que un tinte 100% natural no contiene agua oxigenada (peróxido de hidrógeno), amoniaco, PPD, colorantes sintéticos ni la multitud de sustancias que se emplean en este tipo de productos convencionales, que alteran de manera notoria la fibra del cabello.

Tintes Bio

Redes Sociales

Tintes Bio: una alternativa más saludable para tu melena

Muchas veces, cuando hablamos de pelo dañado o con las puntas abiertas, solemos quejarnos de que la cutícula se abre. Pues bien, la cutícula viene a ser la capa exterior del pelo, una barrera de protección que está hecha de células planas que se superponen como las tejas de una casa. Pero además, la cutícula protege otra capa que se llama corteza, y ahí es donde se forma el color del pelo. Mientras que los tintes químicos penetran en la cutícula para alterar la corteza, los tintes naturales actúan en la cutícula creando una capa protectora. Por ello, mientras que los tintes químicos afectan a la cutícula, haciendo que ésta se abra y que el cabello pierda suavidad, con los naturales sucede todo lo contrario: esa película protectora que crean alrededor del pelo le aporta un extra de nutrición y brillo.

Y ojo, porque no tienes porqué renunciar al tono de tu melena que tanto te gusta. Los tintes Bio también pueden conseguir colores vivos y luminosos. De hecho, existen más de 100 tonos. Además, pueden cubrir perfectamente las canas, aunque su cobertura siempre va a depender de varios factores como que cada cabello tiene unas propiedades diferentes: hay unos más permeables que otros, más resistentes (el calor elevado del secador y el uso de productos químicos los debilitan), más o menos elásticos...

Redes Sociales

Así es cómo debes aplicarte correctamente en casa un tinte Bio

Lo cierto es que a día de hoy mucha gente sigue pensando que los tintes naturales se van con los lavados, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de una coloración permanente y duradera que, como los convencionales, va perdiendo intensidad a medida que lavas el cabello, pero permanece igual que cualquier otro (y sin riesgo de alergias).

Y si ya te has convencido, recuerda estos dos consejos clave: lo mejor es aplicar el tinte Bio cuando ya hayan pasado tres días como mínimo desde tu último lavado de pelo. De esta forma conseguirás que dure mucho más tiempo. Y para un resultado impecable, los expertos también recomiendan que no extiendas el tinte a las puntas hasta cinco minutos antes de retirarlo. De esta manera el color quedará muy natural y sutil. ¡Como recién salida de la peluquería!

X