El uso de las mascarillas se ha convertido en obligatorio en casi toda España. Nuestra piel sufre por ello, y aquí te decimos cómo debes cuidarla


Las mascarillas se han convertido en las protagonistas en esta ‘nueva normalidad’  y su uso se ha convertido en obligatorio prácticamente en toda España. Por ello, es importante saber cómo utilizarlas correctamente y cómo debemos cuidar nuestra piel para evitar daños posteriores.
Cada vez son más las personas que sufren diferentes afecciones en la piel por su uso, como picor, inflamación, descamación, acné, irritación y deshidratación, sobre todo en las pieles más sensibles con tendencia a rosácea.

Los principales inconvenientes del uso de las mascarillas son la poca transpirabilidad y el roce constante en algunas partes del rostro, lo que termina produciendo marcas e irritaciones en la piel y en zonas como la nariz, barbilla y pómulos e incluso eczemas y herpes en los labios. Además, es muy frecuente la aparición de acné.

Los cuidados con las mascarillas

Por eso, es fundamental cuidar de nuestra piel de un modo más especial durante este tiempo haciendo hincapié en una rutina de limpieza diaria personalizada y acorde a nuestro tipo de piel.

Rocío Hermoso coordinadora de estética del centro estético Sabáh Zaragoza nos indica cómo debemos cuidar la piel en esta nueva situación.

Seleccionar un buen limpiador facial con prebióticos nos hará fortalecer nuestra piel y eliminar todo tipo de bacteria. Por otro lado, el tónico nos ayudará a oxigenar la zona y que nuestros poros no sufran, y una buena crema hidratante con protección libre de parafinas y aceites se convertirán en nuestros mejores tres aliados.

“Es importante limpiar correctamente el rostro tanto en la rutina de mañanas como en la de noches para eliminar así los restos de gérmenes e impurezas debido al sudor y polución, que puedan quedar bajo nuestras mascarillas creando posibles infecciones en la piel y posteriores patologías”, asegura Roció