¡Wow! Boquiabiertas nos hemos vuelto a quedar tras ver el entrenamiento de Alba Carrillo. La modelo, colaboradora de televisión e, incluso, concursante en varios realities show, no para y, aún así, ha conseguido volver a convertirse en la protagonista de nuestra sección de belleza. ¿El motivo? Una vez más, su impresionante figura.

Y es que, si siempre, logra acaparar todas las atenciones por sus preciosos looks, ahora nos hemos fijado en cómo trabaja su cuerpo a golpe de gimnasio para luego presumir de tipazo escultural y de que todas las prendas le sienten como un guante. Vale, ella nació con el favor de la genética y, desde siempre, sus medidas son de escándalo. Pero… También se lo trabaja.

Ahora, nos hemos fijado en lo tersos que tiene los brazos, mostrando por supuesto, qué hace para tenerlos ‘en su sitio’. Y, lo mejor, es que sabemos cómo lo ha conseguido y sí, cuenta la ayuda importantísima de un coach deportivo.

Cómo conseguir los brazos finos y esculpidos de Alba Carrillo

Desde que se convirtió en estudiante de Criminología, hace tres años, una de las ideas que le persiguen a diario, es cambiar de profesión y dedicarse de lleno a ser política judicial. Para lograrlo, la tertuliana no solo tendrá que estudiar duro y opositar, también es necesario que un plan de entrenamiento se ajuste a las necesidades que tendrá como futura policía en su vida diaria.

Y la realidad es que, por lo que vemos en redes, es completamente cierto. Alba no falla a ninguna de las sesiones con su entrenador: Alvaro Díaz Carazo, ex legionario paracaidista y CEO del centro de entrenamiento personal ‘Dicafit’ ubicado en Torrelodones (Madrid). Incluso hemos visto a la televisiva en el centro, y compartir rutinas en sus redes sociales. Durante su hora deportiva los ejercicios de fuerza para trabajar brazos, y tren superior, no fallan. Incluso, ha compartido como domina casi a la perfección uno de los ejerceos de calistenia más duros: las dominadas.

¿En qué consiste? Explicado es fácil, pero en la práctica es una auténtica ‘tortura’: su ejecución consiste en levantar el cuerpo mientras este pende de una barra de dominadas. Son el mejor entrenamiento para desarrollar los dorsales, uno de los ejercicios más completos en el que según hagas el agarre, trabajarás unos músculos u otros. Si quieres unos brazos fuertes y firmes, este es tu ejercicio. Y lo mejor es que puedes hacerlo en casa con una barra.