El cuerpo de verano, se trabaja en invierno. Pero si te ha pillado el toro y no estás tan en forma como te gustaría, tenemos la solución para ti. Hoy venimos a darte remedios para acabar con las temidas ‘alas de murciélago’ y la flacidez de los brazos.

Cuando los brazos descuelgan, muchas personas recurren al ejercito físico para combatir la piel flácida. Y aunque hacer deporte, y llevar una alimentación saludable, es la mejor vía para acabar con este problema común, también existen tratamientos muy eficaces. Hoy te dejamos en nuestra galería 5 productos que SÍ funcionan.

¿Qué podemos hacer para acabar con la flacidez de los brazos?

Lo mejor,  sin duda, optar por una dieta sana y equilibrada. Este es le primer paso para mejorar el aspecto de nuestros brazos. Aunque también debemos ejercitarlos adecuadamente. Así, puedes poner en práctica numerosos ejercicios con mancuernas o con unas botellas llenas de agua e incluso echar un vistazo al último entrenamiento de Virginia Troconis donde con pesas pequeñas consigue un resultado eficaz y efectivo, sin salir de casa.

La natación también es clave para fortalecer los brazos. Pero, tendrás que practicarlo a conciencia y de forma regular. No sirve solo con chapotear. Hay que esforzarse. Por supuesto, el boxeo también ayuda. y por último, pero no menos importante, las cremas reafirmantes para brazos flácidos son perfectas para mejorar la tonacidad. (Te dejamos las mejores en nuestra galería)

¿Por qué nuestros brazos se quedan ‘fofos’?

El paso del tiempo deja huella en todas las partes de nuestro cuerpo, siendo los brazos una de las zonas más afectadas. Las dietas y los cambios bruscos de peso corporal afectan, asimismo, a esta parte del cuerpo, porque la piel que sobra da lugar a unos brazos flácidos y arrugados.

La flacidez afecta a la piel de forma general. Y es que a media que envejecemos perdemos colágeno y elastina; que son las sustancias que aportan sostenibilidad, elasticidad y firmeza a todo el cuerpo.