El exceso de sol, el salitre, el cloro de las piscinas… tu pelo en verano se resiente todavía más. Te descubrimos 5 mascarillas caseras para darle un plus de hidratación


El pelo es una de las partes que más sufre durante el verano. El exceso de sol, el salitre del mar, el cloro de las piscinas, provocan que se reseque todavía más y pierda vida. Te decimos 5 mascarillas caseras muy fáciles de hacer que darán a tu cabello un plus de hidratación, nutrición y brillo.

Miel y huevo
Aprovecha las propiedades de estos dos ingredientes, mezclando un huevo con dos cucharadas de miel hasta lograr una sustancia homogénea. Moja el cabello antes de aplicar la mascarilla y déjala actuar durante 30 minuto.

Yogur
El yogur es un gran aliado para tu cabello y para las mascarillas hidratantes. Mezcla un yogur natural, la clara de dos huevos y un limón, coloca la pasta desde el cuero cabelludo hasta las puntas y deja que su efecto reparador actúe por 15 minutos.

Aguacate y aceite de almendras
Cunado tienes las puntas muy secas y el pelo tiende al encrespamiento, el aguacate y el aceite de almendras son tus grandes aliados: el primero te ayudará a hidratar tu pelo al máximo y el segundo a reparar las puntas abiertas.
Mezcla muy bien un aguacate, una cucharada de aceite de almendras y una yema de huevo. Aplica la mascarilla por todo el cabello y déjalo durante 15 minutos. Aclara con agua tibia y lávalo con un champú específico para pelo seco.

Plátano y miel.
Si notas que tu pelo está apagado y necesita un chute de vitalidad, ¡tienes que probar esta mascarilla! El plátano ayudará a fortalecer tu cabello y la miel le aportará la hidratación que necesita para tener un aspecto mucho más saludable.
Tritura medio plátano y mézclalo con la miel. Aplica la mascarilla sobre el cabello mojado, desde la raíz hasta las puntas y después de dejarlo actuar media hora aclara el pelo con abundante agua.

Mayonesa y huevo.
Aporta brillo y vitalidad al cabello y elimina la sequedad nutriendo el cuero cabelludo, además, el huevo tiene antioxidantes y proteínas que fortalecen el cabello desde la raíz.
Bate el huevo hasta lograr una mezcla homogénea y añade la mayonesa, mientras bates. A continuación, separa el cabello en varias partes y aplica la mascarilla con ayuda de una pequeña brocha. Deja actuar por 15 minutos y aclara con agua tibia.