Una de las partes que nos parece más complicada del maquillaje es lograr un eyeliner perfecto. Pero no es tan complicado. Sigue estos tres trucos y lo conseguirás


El eyeliner es un básico de nuestro neceser cuando queremos dar a nuestro maquillaje un plus de sofisticación, pero no todas tenemos la misma habilidad para trazar esa línea perfecta sin que nos tiemble el pulso. Pero, aunque no lo creas, ese delineado perfecto es más sencillo de lo que te imaginas.

Para empezar, trazar el eyeliner perfecto nada tiene que ver con tener las herramientas adecuadas. «En el 70% de los casos es fruto de la impaciencia. Como consecuencia, generamos una sensación de desconfianza, nos frustramos y entramos en un bucle de torpeza irracional», explica la maquilladora Cristina Lobato.
El secreto principal para hacer el eyeliner perfecto es tener una dosis adecuada de paciencia desde el primer momento. Sabiendo que la paciencia nos asegura un 70% de éxito, la maquilladora comparte las claves de lo que depende el restante 30%: técnica y herramientas.

eyeliner
Gtres

Los tips infalibles para hacer el eyeliner perfecto

1. Con un pincel biselado y un eyeliner en gel trazamos, con el ojo abierto, una línea en ángulo diagonal desde la línea de agua de las pestañas inferiores en dirección a la sien o a la ceja, dependiendo de la inclinación que más te guste. «No te preocupes si la línea no es recta ni asimétrica con el otro ojo porque para eso hay una solución mágica que te enseñaré en el último paso», aclara la maquilladora.

2. Una vez hemos creado la cola del eyeliner, a continuación lo conectamos con el párpado y rellenamos hasta la mitad del mismo. En este punto ya está realizado la mitad del trabajo. Para terminar la otra mitad, comienza a maquillar desde el lagrimal. Partiendo desde el interior de la línea de agua marcamos hasta conectarlo con la línea que hemos trazado desde el centro del párpado hasta la cola del eyeliner.

3. Para finalizar y pulir el trazo de la cola vamos a corregir de la siguiente forma: Humedecemos un pincel plano con agua micelar, lo apoyamos sobre la cola del eyeliner y deslizamos para corregir la inclinación y así hacer una línea totalmente recta, limpia y pulida.