» ¿Para qué me voy a poner una vacuna? No voy a hacer de conejillo de indias», ha opinado la hermana de Miguel Bosé.


Paola Dominguín se ha convertido en la primera invitada del 2021 de ‘Sábado deluxe’. La hermana de Miguel Bosé ha hablado sin tapujos de la visión negacionista del cantante y de cómo vivió la muerte de su madre, Lucía Bosé. Sin embargo, antes de comenzar su entrevista, Jorge Javier Vázquez hacía público que la única condición que había puesto para sentarse en el programa era que Lydia Lozano no estuviera presente.

© Telecinco

Paola Dominguín ha vetado a Lydia Lozano en su entrevista de ‘Sábado deluxe’, a pesar de que durante años la periodista ha asegurado que mantiene una estrecha relación con la familia Bosé. «No está porque así lo he querido y lo he pedido. Es un poco cansino sinceramente… Lucía (su hermana) os escribió en varias ocasiones diciendo que habla de la familia como si fuera íntima y no lo es. Quiere darse el valor de íntimo, que ha estado ahí. No tengo ningún problema con ella personalmente pero una vez he venido aquí he querido hacer la prueba», decía la hija de Lucía Bosé mientras que la periodista mostraba visiblemente enfadada estaba en la sala VIP del programa.

Tras escuchar sus palabras, el programa ha emitido antiguas entrevistas suyas en las que aparece diciendo que es amiga de Lydia y de su marido, Charly. Después de ver las imágenes, Paola Dominguín ha querido matizar la historia y ha dejado claro que cuando conoció al marido de la periodista era adolescente y que no tiene ningún recuerdo de la colaboradora de ‘Sálvame’. «Empezamos el año haciendo limpieza«, volvía a recalcar sobre su veto a la canaria.

Así vivió la muerte de Lucía Bosé

© Telecinco

Paola Dominguín asegura que ha vivido un año muy raro debido a la situación de emergencia sanitaria por la que ha atravesado el país, además de la muerte de la actriz italiana. «A mi madre no la echo de menos porque la siento, sigue aquí. Ponéis imágenes de mi madre y me da ternura. Echo de menos todo su ser porque al final somos el resultado de toda la caña que nos ha dado, le doy las gracias a que no fuera moñas con nosotros», relata visiblemente emocionada.

La hermana de Miguel Bosé ha querido recalcar que su madre no murió de coronavirus y ha relatado el difícil momento en el que le comunicaron que le quedaban pocos días de vida. «Me llamaron para que un familiar fuera a despedirse. Me quedé cuatro días y agradecí el momento Covid porque nos evitamos el tanatorio. Ella decía que eso se vuelve un acto social y una no está para recibir ese apoyo. Luego me quedé dos semanas sola en casa de mi madre para ver que no tenía nada», cuenta.

Durante los cuatro que permaneció en el hospital, Paola Dominguín aprovechó todo el tiempo para poder hablar con su madre y procesar el hecho de que tenía que decirle adiós a su progenitora. «En esos días que estaba sedada intentaba facilitarle el viaje, le hablaba y le decía que tenía muchos amigos esperándola. Intenté que dejara aquí su ego para que se pudiera ir, ponía música y bailaba frente a ella. El peor momento del día era cuando la miraba… Estoy feliz porque ha sido una muerte bonita, rápida, ha acabado bien. Ella ha vivido de maravilla, ha sido libre y ha hecho lo que le ha dado la gana.

Respeta la opinión negacionista de Miguel Bosé

Redes sociales

En los últimos meses, Miguel Bosé ha ocupado los titulares de la prensa nacional debido a sus controvertidas opiniones negacionistas sobre el coronavirus. Sobre este asunto, Paola Dominguín no ha querido entrar en detalles y ha asegurado que respeta su opinión. Además, ha recalcado que no tiene intención de recibir la vacuna, una declaración que ha incomodado a Belén Esteban y al resto de colaboradores allí presentes.

«Yo vivo en el campo, no me relaciono, ¿para qué me voy a poner una vacuna? No vengo a Madrid a nada… Las vacunas normalmente tienen un estudio mucho más largo y la vacuna la han sacado muy rápido, no voy a hacer de conejillo de indias. Si me tengo que morir me muero, no pasa nada», sentenciaba la invitada. Tras escuchar sus palabras, la llamada princesa del pueblo no podía evitar contestar y aseguraba que no entendía su discurso: «Cuando veo a los muertos tengo miedo y doy gracias por tener la vacuna. Yo mando el mensaje de que quiero que todo el mundo se ponga la vacuna porque prefiero morir de otra cosa que de coronavirus».