La presentadora de ‘Espejo Público’ ha explicado de dónde proceden las tres cicatrices que tiene en el brazo: son fruto de un accidente que sufrió cuando tenía 5 años.


Este martes, Susanna Griso ha sorprendido a la audiencia de ‘Espejo Público‘ al revelar por qué tiene cicatrices en uno de sus brazos. Durante la emisión del programa, los colaboradores de la mesa de debate hablaban sobre los peligros que determinadas producciones de ficción tienen sobre los menores. Es el caso de ‘El juego del calamar’, una serie coreana que está teniendo una enorme influencia en niños y jóvenes de todo el mundo. De hecho, los psicólogos advierten de las repercusiones negativas que pueden tener este tipo de series, así como películas. Ha sido al abordar esta cuestión cuando la presentadora ha recordado que ella misma fue víctima de la influencia de un largometraje en su infancia.

El incidente tuvo lugar cuando Susanna se encontraba camino de su lugar de vacaciones estivales. «Iba con mi pobre hermana que ella iba conduciendo. Estábamos llegando al pueblo al que íbamos de vacaciones y estábamos en una recta«, ha relatado. Tenía entonces unos «cinco o seis años». En un momento dado le dijo a su hermana que se quería bajar del vehículo.

«Me voy a tirar del coche y voy a volar», ha recordado

«Entonces yo le dije ‘yo me bajo aquí’. Y ella me dijo, no, no, no. Entonces lo que me vino a la cabeza, aunque era muy pequeña, lo recuerdo perfectamente, era: «Pues me voy a tirar del coche en marcha y voy a volar, me voy a coger a la puerta y voy a volar como Superman», ha contado. «No contenta con eso cogí del brazo a mi sobrina, que nos llevamos nueve meses, y la arrastré».

En su relato, la presentadora de Antena 3 ha detallado que se tiró del coche «en marcha pensando que rodaría». Las consecuencias de sus actos fueron nefastas: «Me abrí el brazo y sigo teniendo aquí todas las cicatrices». Lo que la hizo cometer semejante atrevimiento fue la falsa idea de creerse capaz de volar como Superman. «Es el personaje que tenía en la cabeza cuando lo hice», zanjaba. «No sé qué se me pasaba por la cabeza».

© Gtres.

A sus 52 años, Susanna Griso asegura sentirse «bien». Está viviendo «una etapa dulce, con plan A, B, C y D». En esta nueva fase se está cuidando más que nunca -hace poco las vimos acudir al centro de medicina estética de Maribel Yébenes en Madrid-. También está dedicando tiempo a los que más quiere. Recientemente ha sido fotografiada en compañía de su amigo Joaquín Güell, exmarido de Cayetana Álvarez de Toledo que trabaja como financiero, es padre de dos niñas con la diputada del PP y vive en Londres. Además, es primo de la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada.

Hasta la fecha, la conductora de ‘Espejo Público’ no ha querido pronunciarse sobre Joaco, como lo llaman en su círculo de amistades. Un hombre atractivo y sobradamente preparado. Licenciado en Ciencias Políticas en París y Económicas en Harvard, trabaja como director de Investindustrial, un fondo de capital riesgo con sede en la capital de Reino Unido.