Enrique del Pozo ha roto a llorar al ver cómo su novio, Rubén Sánchez, se queda «aislado» en ‘Supervivientes’ y sin amigos. Es por ello que confiesa qué esconde su pasado para que puedan entenderle mejor y dejar de criticar tanto


Enrique del Pozo no ha sido capaz de controlar la emoción cuando le ha tocado el turno de palabra en ‘Supervivientes 2022’ al ver cómo su pareja, Rubén Sánchez, no está logrando hacerse un hueco entre sus compañeros en Honduras. El culturista no está siendo del agrado de muchos de sus compañeros y no logra encajar entre ellos. Sus primeros días de convivencia están siendo especialmente duros y encima ha entrado en la primera hornada de nominados junto a Juan Muñoz, Ainhoa Cantalapiedra y Charo Reina. El propio Rubén ha reconocido que se siente “desplazado” y que no es el único, pues ve cómo también el cómico de ‘Cruz y Raya’ también está alejado del grupo y sin encontrar su espacio por culpa de otros integrantes que le están “aislando”. Esto, unido a las críticas de algunos colaboradores del programa de este domingo, ‘Supervivientes: Conexión Honduras’, haya hecho que Enrique del Pozo rompa en lágrimas y confesase el pasado más duro de su pareja, víctima de abusos sexuales.

Enrique del Pozo sintió una gran presión al ver cómo su chico, con el que tiene planes de boda, no encaja bien en la dinámica del concurso y está encontrando problemas para ganarse amigos en ‘Supervivientes’. Se siente aislado y el artista al ver a su pareja sufrir no ha podido contener la emoción, ha roto en llanto y abandonó el plató precipitadamente. Minutos más tarde regresaba destrozado y explicando por qué está tan mal: “Está desplazado, claro que está desplazado. Van a por él. Lo cuento porque él me lo ha permitido, Rubén es una persona que ha sufrido abusos sexuales”, reconocía muy afectado por su revelación, pero considerando oportuno confesar este capítulo oscuro en la vida de su chico para que puedan entender sus comportamientos y pedir cierta misericordia a la hora de criticarle

Foto: Telecinco

Es una persona que lleva 20 años siendo insultado por su condición sexual, llamándole culturista de mierda… Hace poco tuvo que irse de un gimnasio por insultos, le estoy viendo triste, claro que está siendo desplazado”, continuaba Enrique del Pozo defendiendo a su pareja denunciando lo que ha sufrido en su vida por ser homosexual y cómo ahora sufre cierto rechazo por sus compañeros de ‘Supervivientes’ sin comprender el daño que esto le está ocasionando, tanto a él en Honduras, como a su novio desde el plató en Madrid. Eso si, Enrique del Pozo ha querido curarse en salud ante posibles reproches y deja claro que si ha desvelado su pasado no es para buscar la pena, sino para que le conozcan mejor antes de tomar una decisión de voto que le coloque fuera de un concurso en el que ha depositado todas sus ilusiones: “Es un tío que está solo, le encontré solo, luchando por la vida… Es generoso y cariñoso, solo quiere involucrarse en su sueño. Es un buen tío, no me gusta que le llamen sinvergüenza ni egoísta. Ha sufrido mucho”.

Instagram

“No quiero dar pena. Es un reality, pero para él es el cambio de su vida. Esto es para él más importante de lo que se pueden imaginar. Él no ha tenido amigos. A ellos les admira mucho porque los veía en televisión”, zanjaba el cantante, que cree que Rubén Sánchez no está siendo juzgado con justicia y que se han sobrepasado los límites.

¿Cuántos años se llevan Enrique del Pozo y su novio?

Rubén Sánchez Montesinos, de 40 años, es deportista profesional y se ha presentado al programa como culturista. Mientras tanto, Enrique del Pozo tiene 64 años, por lo que se llevan 24 años de diferencia