Dos meses después de dar a luz a su cuarto hijo, Máximo Adriano, la colaboradora ha mostrado su espectacular figura con un vestido transparente en ‘El Hormiguero’.


Pilar Rubio lo ha vuelto a hacer. Ha dejado a todos boquiabiertos en ‘El Hormiguero 3.0’. ¿El motivo? En esta ocasión no ha conquistado a la audiencia por su nuevo reto ante las cámaras. Más bien ha sido su llamativo ‘outfit’ el que ha cautivado a todos.

La mujer de Sergio Ramos regresó al programa de Pablo Motos la semana pasada, asumiendo uno de sus conocidos retos. Este lunes, la madrileña ha arrancado su espacio hablando de las tendencias más llamativas del mundo de la moda. Así, ha presentado unas originales ‘mascarillas’ de tul de Giambattista Valli que no han pasado desapercibida.

El tipazo de Pilar Rubio dos meses después de dar a luz

© Antena 3

Pero esto no ha sido lo que más ha llamado la atención de su puesta en escena. La colaboradora, que dio a luz a Máximo Adriano ha presumido de su espectacular silueta. Enfundada en un vestido largo completamente transparente, Pilar lucía como una estrella de cine. Su atuendo dejaba entrever bastante bien lo estupenda que se ha quedado tras dar a luz al cuarto hijo.

Su vestido, inspirado en otro diseño de Giambattista Valli, destacaba por sus transparencias, sis bordados y su pedrería. «¡Mucha cosa!», bromeaba Pilar. Su vestido recordaba en cierto modo al que lució de su ex compañera en el programa, Cristina Pedroche. Aunque en su caso, el diseño de Pilar dejaba entrever la ropa interior (el de la vallecana tenía un aire más ‘nude’).

Lo cierto es que Pilar Rubio tiene un tipo que quita el hipo… pero su trabajo le cuesta. Aunque asegura que las noches son para su bebé recién nacido y los días para sus tres hijos mayores, roba el tiempo que puede a su apretada agenda familiar para ponerse en forma. Así, la hemos visto en redes en numerosas ocasiones tonificando músculos… antes, durante y después del embarazo.

«Ha ido todo muy bien, ten en cuenta que es una cosa a la que ya estoy acostumbrada. El niño está perfecto», reconocía la madrileña la semana pasada. «Estoy muy loca y un poquito desquiciada, pero muy feliz. Es una época en la que no se puede dormir tanto, que estás más cansada y es complicado, pero es lo que me ha tocado. Somos unos guerreros». De momento no se anima a buscar una niña. «¡No, yo creo que ya está bien!», respondía con sentido del humor a Pablo Motos cuando éste le preguntaba si aún le quedaban ganas de ir a por una chica.