El humorista se encuentra «atrapado» en Panamá y desea regresar a nuestro país.


Desde hace unos días, Edmundo ‘Bigote’ Arrocet estaba completamente ilocalizable, un tema que había generado una evidente preocupación en el entorno del humorista chileno. Su rastro se perdía en Panamá, país al que había volado desde Miami -donde hizo escala-. Viajó al país centroamericano antes de decretarse el Estado de Alarma para resolver diversas cuestiones referentes a sus negocios.

Los últimos datos que ha dado el programa ‘Socialité’ le sitúan en Panamá, un lugar desde el que no puede regresar a nuestro país ya que no existen vuelos. Su amiga, Gemma Serrano está en contacto permanente con él: «Hablamos muy a menudo porque mi padre está en el hospital y se está preocupando de llamarme a mí y a mi familia para preguntarme por él». Añadía que está intentado volver a toda costa, pero le resulta imposible por la pandemia que azota al mundo.

«Está todo demasiado cerrado. Hay que ponerse en la piel de cada uno para saber si te quieres subir a un avión durante un montón de horas sin saber si las personas están contagiadas o no», afirmaba Gemma. Desde el programa han explicado que está «atrapado» en Panamá y que su deseo principal es regresar a España, pero la situación es muy complicada.

Algunos amigos se han mostrado públicamente preocupados porque no han tenido recientemente noticias suyas, entre ellos, el humorista e imitador Tony Antonio quien dijo que no le cogía el teléfono. Finalmente, se revela que se encuentra bien, pero que tendrá que esperar para volver a España, más teniendo en cuenta que por su edad, 70 años, se encuentra en un grupo de riesgo.

El pasado mes de marzo, Edmundo partió a Panamá después de cancelarse su juicio por su posible paternidad de Alex Ledgard previsto para el 18 de marzo en el juzgado de Primera Instancia de Madrid. Se trataba de una vista importante en la que se conocerían los resultados de las pruebas a las que se había sometido y que dictaminarían si finalmente Alexis es su hijo.

Después de su sonada ruptura con María Teresa Campos, a finales del año pasado, Edmundo estuvo en boca de todos. Ahora, pasados unos meses y con las aguas más calmadas, había generado cierta preocupación la falta de noticia sobre él, finalmente conocemos que se encuentra en perfecto estado en Panamá. Mientras que su expareja está confinada junto a su hija, Terelu, y ambas están llevando una estricta cuarentena sin salir de casa ya que forman parte de un grupo de riesgo.