La que fuera presentadora de ‘Cazamariposas’, Nuria Marín, ha revelado el episodio que sufrió tras el último programa que le llevó a la fama


Después de siete años presentando ‘Cazamariposas’, Nuria Marín dejó atrás el popular programa de ‘Divinity’, que se despidió de la parrilla el pasado año. Ahora, la presentadora ha querido recordar un difícil episodio que vivió precisamente después del último programa que se emitió del espacio televisivo que la llevó al estrellato. Nuria ha desvelado que le notaron un bulto en el pecho tras finalizar la emisión del último programa. Lo ha hecho esta semana en el podcast Menudo cuadro.

«Fue especialmente duro. No he contado esto nunca, pero yo el día que se acaba el ‘Caza’, después ese momento tan de catársis me iba a urgencias porque me había notando un bulto en el pecho y entonces estaba muy asustada porque me tenía que ir a Madrid, pero no sabía lo que me iban a encontrar», ha contado la presentadora en el mencionado podcast, recordando así un momento muy difícil tanto por cuestiones de salud como por tener que decir adiós a la que había sido su vida durante siete años.

Nuria Marín se tuvo que marchar a urgencias durante la fiesta del final de ‘Cazamariposas’

«Cuando todo el mundo se quedaba brindando yo me fui a urgencias a hacerme una mamografía y tuve una tarde muy complicada porque había un bulto y me tuvieron que hacer una biopsia», ha explicado la presentadora, quien no pudo despedirse de sus compañeros. Hay que recordar que ‘Cazamariposas’ se grababa en Barcelona y Nuria se mudó temporalmente también a Madrid debido a que se encargó de presentar ‘La habitación del pánico’, un programa que no obtuvo el resultado ni la audiencia esperada.

Instagram

A pesar de que fueron días de mucha incertidumbre hasta que le dieron los resultados, finalmente todo quedó en un susto y Nuria Marín pudo respirar aliviada. Así mismo lo ha contado la periodista: «Hasta después de una semana yo no sabía lo que tenía. Estaba todo el mundo escribiéndome, gente que había estado en Cazamariposas y yo estaba en urgencias y tampoco explicando a la gente lo que le estaba pasando porque tampoco quería asustar a nadie y jolín, fue como ‘¿En serio tiene que pasar todo hoy?’ Y al final no fue nada».

A pesar de que afortunadamente todo quedó en un susto y finalmente no fue nada, a Nuria Marín le quedó la espina de no poder disfrutar junto a sus compañeros de un día tan especial después de siete años trabajando juntos. «Me dio mucha rabia porque no pude terminar de disfrutar entre comillas de esa tarde con el equipo y de estar con ellos y de abrazarlos, porque todavía nos podíamos abrazar», ha contado.

El futuro profesional de Nuria Marín: ¿qué hace ahora?

Lo cierto es que desde que se terminara ‘Cazamariposas’, hemos podido ver a la barcelonesa en diferentes formatos para Mediaset. Antes de que se terminara el programa de Divinity, ya le habían diseñado uno para ella, ‘La habitación del pánico’. Se trataba de un nuevo magazine producido en colaboración con La Fábrica de la Tele en el que se hablará de los ‘realities’, ‘talents’ y otros espacios emitidos en Telecinco y Cuatro. Este se emitía en Cuatro, entre semana a las 20:30 horas para continuar a las 21.30 horas en Divinity. Finalmente y después de una veintena de programas y coincidiendo con el Estado de Alarma, el programa también se quitó de la parrilla.

Instagram

Posteriormente, y también en este año, Mediaset le ofreció estar al frente de la primera edición de ‘La casa fuerte’, que duró poco más de un mes durante los meses de verano. Este estaba conducido por Jorge Javier Vázquez en las galas de los jueves y Sonsoles Ónega para los programas de los domingos, mientras que Nuria Marín dirigiría los juegos en directo desde la casa y se haría cargo del Última hora en el access prime time de Telecinco. A pesar del éxito de la primera temporada, para la segunda edición, que todavía está activa, no contaron con la presentadora y le sustituye Lara Álvarez.

Desde el pasado mes de junio, no hemos vuelto a ver a Nuria Marín al frente de un programa de televisión en Mediaset. Eso sí, es muy activa en las redes sociales donde ya acumula más de 148.000 seguidores. La presentadora actualmente vive en Barcelona en un coqueto ático que suele compartir en su perfil de Instagram.