Estela y Sofía se han visto las caras en 'GH VIP 7', donde han protagonizado un encuentro muy tirante, con Kiko Jiménez como protagonista de su conversación.


Estela Grande y Sofía Suescun se han visto las caras en el búnker de ‘GH VIP 7’, donde ambas jóvenes han protagonizado un encuentro muy tirante, lleno de reproches.

Mujer contra mujer

Antes de recibir la visita sorpresa de Sofía, la mujer de Diego Matamoros ha podido ver los videos de su relación con Kiko Jiménez dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. «Quiero pedirle perdón a Sofía. Lo siento de verdad. Desde aquí le mando un beso y le pido perdón», decía, sin saber que minutos después tendría un cara a cara con la navarra. La modelo quiso «dejar muy claro» una de las escenas vividas con el de Jaén. «Nadie me ha tocado una teta. Vamos a poner unos límites a esto». Y añadía: «Me duele porque la veo realmente mal, especialmente siendo yo la causante de todo esto».

Al entrar en la casa de Guadalix, Estela reconocía: «Esto se ha ido de las manos por completo». Y repetía sus disculpas: «Acabo de decir ahora que no puedo ver así a una mujer».

La ganadora de ‘Supervivivientes 2018’ quiso explicar a Estela lo que sintió al ver a su novio tan cariñoso con ella durante las primeras semanas del ‘reality’. «Ves esos videos, no tienes comunicación con la gente y le das más vueltas. La parte negativa de eso es que os puedo entender perfectamente. Lo que no puedo entender es la mentira, porque eso al final siempre se sabe».

Estela no estaba dispuesta a que se dudase de sus sentimientos hacia Kiko. «No puedo permitir que nadie ponga sentimientos en mi persona que no siento. No pasa nada porque yo abrace a tu novio o él a mí».