La presentadora ha revelado que sufrió una aparatosa caída durante sus vacaciones de verano: «Tengo un edema, me di un golpe tremebundo».


Este lunes, Carlota Corredera ha sufrido un percance en ‘Sálvame’ de la manera más inesperada. La presentadora y los colaboradores charlaban en el programa sobre temas de actualidad del corazón, pero un accidente al sentarse en su sillón la ha hecho ponerse a gritar. De inmediato, sus compañeros han acudido a ayudarla.

Carlota intentaba quitarse algo que le molestaba en la silla y le provocaba un gesto de dolor. Intentaba por todos los medios deshacerse de aquello que le molestaba, pero no lo conseguía y los gritos iban a más. Lydia Lozano y Anabel Pantoja fueron a socorrerla: “¡Pero si eso es una espada! ¡Llamad a los bomberos que hay un agujero y sangre!”, gritaban. Finalmente, conseguían sacarlo y desvelaban a la audiencia de qué se trataba: un imperdible gigante que se había clavado en la espalda.

El accidente de Carlota Corredera durante sus vacaciones de verano

El imperdible, que lo llevaba para poder sujetar la petaca del micrófono, le ha hecho recordar el dolor que sigue sufriendo por culpa de un accidente durante sus vacaciones. “En mis vacaciones tuve un accidente y me di un golpe tremebundo”, ha contado.

Telecinco

«El culo está partido en dos. Pues la mitad del culo, negro. Negro, negro… no colorcito morado. Y como ya lo tengo pequeño, inflamado. Me hice mucho dado y me hice una incisión que si llega a ser por un centímetro me hubiera partido el coxis. No me he partido el coxis, pero tengo un edema y todavía estoy recuperándome. El día que vine a ‘Sálvame’ estaba yo como para sentarme», ha relatado.

La presentadora ha contado cómo fue su caída

Y es que la presentadora se ha tomado unos días de descanso con unos amigos. Entre ellos se encontraba David Valldeperas, director del programa. En un descuido se resbaló y se cayó al suelo: “Me pegué un trompazo y desde que he llegado de vacaciones todo el mundo se ha dedicado a tocarme la rabadilla». Aún siente molestias, pero lo sobrelleva: «Me duele todavía y tengo morado, pero bien».

Instagram

Lo cierto es que, aunque con accidente de por medio, sus vacaciones han sido una auténtica maravilla. Durante sus días de descanso en Vigo, Carlota Corredera se ha alojado en un hotel con spa y vistas a la ría de la ciudad en el que dormir cuesta de 220 euros la noche en adelante.

«No, no es un sueño, es un SPA con vistas a la Ría de Vigo 💦«, ha escrito en su perfil de Instagram dejando claro que la foto de sus idílicas vacaciones no eran una publicidad pagada: «#graciasFátima #noespublicidad #esgratitud», indicaba. La gallega, gran amante de su tierra, se escapa siempre que puede al lugar que la vio nacer.