La pareja, que acaba de mudarse a un impresionante palacete del siglo XVIII en pleno centro de la capital, ya sabe dónde quiere casarse.


La diferencia de edad nunca ha sido un obstáculo en la relación entre Kiko Matamoros y Marta López. Los cuarenta años que distan entre el colaborador de televisión y la ‘influencer’ no han impedido que afiancen un romance que en un principio sorprendió a muchos. La pareja, que acaba de mudarse a un impresionante palacete del siglo XVIII en pleno centro de la capital, ya sabe dónde quiere darse «sí, quiero». 

Instagram

El exmarido de Makoke, que en más de una ocasión ha manifestado públicamente sus intenciones de casarse de nuevo, desearía hacerlo por la iglesia. El lugar elegido sería la basílica pontificia de San Miguel situada en el centro de la capital, la calle San Justo, en pleno corazón del barrio de los Austrias. Una información que ha sido revelada a través del programa ‘Socialité’. Además, está muy cerca de su nuevo hogar.

Se trata de una iglesia construida entre los años 1739 y 1746 y que actualmente es una joya del barroco español. Presume, además, de tener forma convexa en su fachada y fue declarada Monumento Nacional en 1984. Sus dimensiones son pequeñas, perfecta para una boda íntima en la que Kiko y Marta podrán reunir a sus familiares y amigos. 

© Gtres.

A finales del año pasado, Kiko Matamoros habló por primera vez de una posible boda con su chica, lo hizo durante el programa ‘La última cena’ emitido en Nochevieja. También comentó que estaban pensando ser padres. Cabe recordar que tiene cinco hijos, Diego, Laura, Lucía, Irene -fruto de su primer matrimonio con Marian Flores- y Anita -de su segundo enlace con Makoke-.

«La verdad es que es una bonita posibilidad y vamos a ver si el tiempo nos concede ese deseo», dijo recientemente. También ha subrayado que los planes están parados por la pandemia. «Lo que no queremos es una boda restrictiva. Queremos contar con los amigos y la gente que nos quiere. Nos gustaría hacer una bonita boda y que todo el mundo esté contento».

Una nueva vida palaciega 

A principios de este mismo mes, Kiko y Marta se mudaban a una nueva residencia. Una noticia que publicó SEMANA en exclusiva. Dejaban atrás el barrio Salamanca para hacer realidad el sueño de vivir en un impresionante palacete del siglo XVIII que les conquistó nada más verlo. Una propiedad que sufrió una reforma integral recientemente y que se ubica en el corazón de la capital muy cerca de la basílica pontificia de San Miguel donde podrían darse el «sí, quiero».

Marta López Kiko Matamoros
Redes sociales

Su nueva hogar tiene nada menos que 360 metros cuadrados repartidos entre amplios espacios donde destacan tres salones. El colaborador será el encargado de diseñar todos los muebles del palacio al que se han mudado. «Como es bastante más grande que la otra tenemos que hacer más muebles. Pero no son de ningún sitio. Los ha diseñado Kiko. No se pueden encontrar en ninguna tienda», afirmaba Marta en sus Stories.