La que fuera ministra de Sanidad se ha quedado fuera del concurso en la gala 10. «He venido a romper el prejuicio que hay sobre los políticos y he fracasado», ha reconocido.


Después de 10 galas como concursante de ‘MasterChef Celebrity 5’, Celia Villalobos se ha quedado fuera del talent culinario. En su última prueba en el programa de Televisión Española, la que fuera Ministra de Sanidad y exalcaldesa de Málaga se ha batido en duelo contra La Terremoto de Alcorcón. Mientras la ‘vedette’ salía airosa de la prueba de eliminación, a la malagueña el reto de elaborar un delicado plato oriental: un Hakao relleno de carabineros. Los nervios le jugaban una mala pasada y cometía un error fatal en cuanto a la forma de elaborarlos, lo que supuso un veredicto unánime por parte de Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo Nájera y Jordi Cruz.

«Llegué con miedo, pero he aprendido mucho»

Durante la prueba, la andaluza se mostraba inquieta. «Mis compañeros sé que no se van a alegrar si gano este reto yo», confesaba. Al terminarlo, el primero en probar su receta ha sido José María Kao, chef del restaurante Mr. Kao de Barcelona: «Está un poco fuerte de jengibre y tapa totalmente el carabinero». Pepe Rodríguez valoraba su esfuerzo, pero admitía que «no era fácil». Jordi Cruz, por su parte, le recordaba: «Has empezado muy bien, el problema es que te ha faltado trabajar bien la masa». Los jueces, más satisfechos con el plato de ‘La Terre’, anunciaban minutos después que la expoliítica debía regresar a casa. «Estoy contenta por la experiencia», decía Celia Villalobos. «Llegué con miedo, pero he aprendido mucho. Quiero seguir activa, quiero conocer gente nueva, sufrir y aprender».

La madrileña, por su parte, reconocía sentirse satisfecha al salvarse y quedar como semifinalista del certamen. «Me voy encantada porque me he hecho unas cosas riquísimas… No me lo creo, me ha costado… Ahora me da penita de no ver a Celia aquí», comentaba. Cabe recordar que ambas concursantes han chocado en numerosas ocasiones. La Terremoto de Alcorcón y la expolítica han chocado en casi todas las galas. «No encontramos el punto entre nosotras», admitía la actriz y cantante en entregas anteriores.

TVE

«Me lo he pasado muy bien y he conocido otro mundo, que no es mi mundo. El mundo de los artistas no lo conocía», decía Villalobos al saber que su paso por ‘MasterChef había llegado a su fin. Pepe le recordaba que había entrado al programa «un poco asustada» y «nerviosa», y que se quedaba «a las puertas de la semifinal». Una ocasión que esta aprovechó para agradecer el apoyo que le ha brindado en todo momento el chef catalán: «Jordi me ha ayudado muchísimo y se lo agradezco de corazón».

«Quiero sufrir porque soy muy sentimental y sufro»

«He aprendido mucho, no solo de cocina». Cuando llegas a una determinada edad, que se supone que tienes que estar jubilada, que yo no lo estoy ni lo voy a estar, la vida empieza a no tener mucha razón. Y yo no estoy dispuesta», añadía. «Yo quiero cumplir años, yo me quiero divertir, yo quiero conocer gente… Quiero sufrir porque soy muy sentimental y sufro. Pero quiero seguir viva siempre».

TVE

«Eres muy guerrera. Sufres si no ganas y quieres estar ahí la primera», le decía Pepe Rodríguez. Y Villalobos asentía: «Sí, siempre. Tengo mucho carácter, pero no conozco a ninguna mujer que haya llegado a algo en este mundo tan machista o tan difícil que no tenga muchas narices. O le echas muchos bemoles a la vida o la vida te puede».

El cocinero y empresario manchego le preguntaba: «¿Qué te llevas de ‘MasterChef’?», a lo que ella respondía. «Amigos, conocer mejor a la gente y haberos conocido a vosotros». Antes de despedirse, Celia Villalobos se mojaba y confesaba a cuáles de sus compañeros quiere como ganador. «Me gustaría que la final sea Nico, que va a ganar, Terre y Josie. Nicolás tiene mucha sensibilidad y se merece ganar. A Nico lo veo como ganador de MasterChef Celebrity 5«.

«He conocido gente que me ha desilusionado»

«Para mí MasterChef ha sido un esfuerzo, un conocimiento, un avance personal, una enorme experiencia. He conocido gente que ha merecido la pena, gente que merecía menos, gente que me ha desilusionado. Ha habido gente que me ha encantado… lo normal. He venido a romper el prejuicio que hay sobre los políticos y creo que he fracasado profundamente. Los prejuicios sobre los políticos son tan potentes que es muy difícil cambiar eso», confesaba antes de colgar su delantal.